FANDOM


Zeus   Júpiter    
¡Muy bien! En nombre del Consejo, juramos por el río Estigia conceder tu razonable petición, siempre y cuando esté dentro de nuestro poder.

–Zeus a Percy, en El último héroe del Olimpo.

Zeus es el dios griego de los cielos, el rayo, el honor, la justicia y la lluvia, hijo menor del titán Cronos y la titánide Rea. Es el rey del Olimpo y está casado con Hera, diosa de la familia. Su contraparte romana es Júpiter. Es interpretado por Sean Bean en la adapatación cinematográfica de El ladrón del rayo.

Historia

Nacimiento

Zeus fue el hijo menor de Cronos, rey de los titanes, y de su hermana/esposa, Rea. Nació después de que todos sus hermanos Hestia, DeméterHera, Poseidón y Hades fueran devorados por su padre, temeroso de que algún día sus hijos podrían derrocarlo. Rea le suplicó a Cronos que vomitará a sus hijos, pero sin éxito, ya que ni siquiera el amor que Cronos sentía por ella fue suficiente para dominar a su naturaleza egoísta y malvada. Mientras estaba embarazada de su sexto hijo, Rea, desconsolada, fue ayudada por su madre Gaia, quien a pesar de que estaba dormida le aconsejó ir a Creta y dejar al niño allí bajo el cuidado de las ninfas. Cuando Rea dio a luz a un niño al que llamó Zeus, Gaia hizó emergir de la tierra una roca para reemplazar el bebé, así como también a los Curetes, encargados de hacer ruido golpeando sus armas y bailando para que Cronos no oyese los llantos de Zeus. Cronos se tragó la roca sin siquiera mirar (lo que luego le dio un dolor de estómago intenso), y fue engañado. Rea secretamente visitaba a Zeus en Creta, y ayudaba a las ninfas a criarlo.

Rescate de sus hermanos

Cuando Zeus creció, se disfrazó como un titán, y con la ayuda de su madre, se infiltró en el Monte Otris, donde conveció a Cronos de contratarlo como su copero real. Gracias a sus excelentes habilidades de canto y baile (así como también sus muchas bromas de sátiros escandalosamente hilarantes), Zeus era capaz de entretener constantemente a todos los titanes, incluso al mismo Cronos. Poco después, Zeus animó a todos los titanes a participar en concursos de bebida, sabedor de que Cronos siempre iba a ganar, ya que este no podía dejar que sus hermanos o sobrinos le superaran en nada. Por último, el rey titán comenzó a confiar en Zeus, exactamente lo que Zeus quería.

Una noche, cuando Cronos cenaba con sus hermanos y sobrinos, Zeus preparó un néctar mezclado con poción para dormir para los titanes, y un emético potente para Cronos. Zeus entretuvo a todos con sus habilidades de canto, baile y bromas, y cerca del final del banquete, Zeus animó nuevamente a todos los titanes a realizar un concurso de bebidas, y repartió las copas preparadas. Al igual que siempre, Cronos ganó el concurso, pero el emético le hizo vomitar a todos los hijos que había devorado. Los cinco habían estado creciendo sin digerir en el estómago de Cronos, al ser inmortales. Zeus, junto con sus hermanos, escaparon rápidamente del Monte Otris. En la cueva de Zeus, en el Monte Ida, los seis dioses felizmente se reunieron con su madre Rea. Poco después, los dioses aceptaron a Zeus como su líder, y le declararon la guerra a su padre. Sin embargo, los titanes les superaban en armamento, y los dioses ni siquiera tenían armas, por lo que accedieron a ayudar a Zeus a liberar a sus tíos cíclopes y centimanos del Tártaro.

Rescate de los Cíclopes y Centimanos

Kampe2.jpg

Zeus luchando contra Campe.

Su hermano, Hades, descubrió que era muy hábil moviéndose por debajo de la tierra, por lo que fue capaz de guiarlos hasta el Tártaro (a través de una red de túneles en el Inframundo). Allí, en la zona de máxima seguridad, encontraron encancerlados a los cíclopes y centimanos. Su carcelera, Campe, era el monstruo más feroz y temible del Tártaro, e incluso Zeus, Poseidón y Hades se estremecieron de horror al verla por primera vez. Sin embargo, y eprovechando la ausencia momentánea de Campe, Zeus logró hablar con el cíclope Brontes, y le prometió liberarlos, pero antes tendrían que forjar armas para él y sus hermanos, puesto que no tenían ninguna. A espaldas de Campe, los tres cíclopes forjaron tres armas increíblemente poderosas: el Rayo Maestro, tomado por Zeus, un Tridente, tomado por Poseidón, y el Yelmo de Oscuridad, tomado por Hades. Con su nueva arma, Zeus destruyó a Campe, mientras que Poseidón hizo añicos las cadenas de los cíclopes y los centimanos para liberarlos. Por haberlos liberado, los seis prometieron ayudarlos en su guerra contra los titanes.

Primera Guerra Olímpica

Poco después de su regreso del Tártaro, Zeus y sus hermanos declararon oficialmente la guerra a Cronos y a los titanes, lo que dio resultado a la Primera Guerra Olímpica, la cual duro 10 largos años. Los titanes inicialmente tenían ventaja, ya que eran guerreros mucho más experimentados, pero a medida que pasaban los años, los dioses se convirtieron rápidamente en guerreros expertos, y finalmente prevalecieron. Mientras se preparan para la batalla final, Zeus y sus hermanos subieron al Monte Olimpo (la montaña más alta de Grecia después del Monte Otris), y Zeus utilizó su Rayo para cortar la parte superior del monte Otris y demoler el palacio de Cronos. Poco después, los dioses invadieron las ruinas del Monte Otris, y los cíclopes capturaron a Atlas, Hiperión, Jápeto, Críos y Ceo. Los cíclopes obligaron a los titanes a arrodillarse ante Zeus, Poseidón y Hades. Zeus tomó la guadaña de su padre, y cortó a Cronos en mil pedazos, antes de echarlo al Tártaro, junto con el resto de sus seguidores (excepto Atlas, quien se vio obligado a sostener el peso cielo como castigo).

Después de la batalla, los dioses eligieron el monte Olimpo como su residencia oficial, y los cíclopes construyeron magníficos palacios para todos ellos. Como resultado, los dioses comenzaron a llamarse a sí mismos los olímpicos. Poco después, sus hermanos se dividieron el mundo entre ellos: Hades recibió el Inframundo, Poseidón los mares y océanos, y Zeus los cielos, y se convirtió en el rey del monte Olimpo y los dioses.

Matrimonio con Metis

Zeus se casó con la titánide Metis después de la guerra, quien le había servido como asesora y mentora durante gran parte de su vida. Cuando Metis estaba embarazada, Zeus se enteró de que su próximo hijo con ella estaba destinado a ser más grande que él. Al igual que su padre y abuelo, Zeus trató de evitar ese destino y rápidamente se tragó a Metis entera, junto con su hijo por nacer. Sin embargo, su hija Atenea, nació de su cabeza cuando estuvo completamente desarrollada.

Matrimonio con Temis

Poco después de tragarse a Metis, Zeus se volvió a casar con la amable titánide Temis. Temis dio a luz a dos pares de trillizas: las Horas (diosas de las estaciones) y las Parcas (diosas del destino). Las Parcas nacieron ancianas, y les provocaban un gran temor a sus padres. Después del nacimiento de las Parcas, Zeus decidió ponerle fin a su matrimonio, temiendo la posibilidad de tener hijos aún más intimidamentes y poderosos con Temis. Aunque estuvo algo desiluionada, Temis aceptó, y ambos pacíficamente terminaron su matrimonio.

Relación con Deméter

Poco después de terminar su matrimonio con Temis, Zeus comenzó a cortejar a su bella hermana Deméter, y estaba decidido a conquistarla. Un día la encontró en un campo de trigo, pero Deméter se transformó en una serpiente para huir de él, y tratar de esconderse entre el trigo. Zeus también se convirtió en una serpiente, y la siguió hasta que terminó por arrinconarla en una cueva bajo la tierra. Meses después, nacería una bebé a la que Deméter llamaría Perséfone. La bebé era tan hermosa, que Deméter casi perdonó a Zeus por lo que le hizó, pero aún así se negó a casarse con él. Perséfone no tardo en conventirse en la luz de la vida de Deméter.

Matrimonio con Hera

HeraHOO.jpg

Hera, su esposa.

Cuando Hera regresó al Olimpo después de pasar varios años viviendo con sus tíos Océano y Tetis, rápiramente llamó la atención de Zeus. Aunque Hera si tenía fuertes sentimientos hacía él, se negó a dejarse ser otra conquista suya, además de que ya había estado casado dos veces. Sin embargo, Zeus era muy terco y no se rindió. Utilizó sus excelentes habilidades de canto y baile para entretenerla y cortejarla, pero Hera no quiso ceder. Entonces Zeus hizo una apuesta con Hera, de que si alguna vez ella confesaba su amor por él, se convertiría en su esposa. Unos días más tarde, Zeus provocó una gran tormenta alrededor del Olimpo, y astutamente se disfrazó como un cuco lesionado. Con la forma de un cuco, voló hacía la recámara de Hera, justo cuando está estaba cerrando sus ventanas, y cayó sobre el suelo de mármol. La diosa, pensando que era una criatura indefensa, lo tomó en sus brazos, le secó y le dio un poco de néctar.

A la mañana siguiente, el cuco seguía en su recámara, y frotó cariñosamente su pico contra el dedo de Hera. Hera, quien le había tomado cariño, ​​suavemente lo acurrucó en sus brazos. En ese instante, el cuco se transformó en Zeus. A pesar de estar indignada por su engaño, Hera quedó muy impresionado por la inteligencia e ingenio de Zeus, y finalmente aceptó convertirse en su consorte con la condición de que si se casaba con él, Zeus se mantendría fiel a su matrimonio. Su boda (descrita como la boda más magnífica y grandiosa de la historia) se llevó a cabo en una espectacular celebración en el Monte Ida, a la cual asistieron todos los dioses y titanes aliados. Zeus y Hera llegaron en un enorme carro de oro, dirigido por Eos (quien iluminaba a la novia y al novio con una luz rosada brillante), y la ceremonia fue conducida por las mismas Parcas. Zeus y Hera recibieron grandes regalos de todos sus invitados, pero el favorito de Hera fue un magnífico árbol de manzano con manzanas de oro que recibió de su abuela Gaia. Para cuidar de su árbol, Hera empleó a las Hespérides, unas ninfas hijas del titán Atlas, pero como Hera no confiaba mucho en ellas, contrato a un feroz dragón con cien cabezas, Ladón, como guardián extra. La pareja vivió muy feliz durante 300 años, y tuvieron cuatro hijos: Ares (dios de la guerra), Enio (diosa de la guerra y gemela de Ares), Hebe (diosa de la Juventud), Ilitía (diosa de los partos) y Hefesto (dios del fuego y los herreros). Sin embargo, con el tiempo Zeus comenzó a tener sus primeras aventuras extramatrimoniales. Hera, furiosa y frustrada con su infidelidad, dedicó la mayor parte de su tiempo vigilando a Zeus, así como también haciendo la vida de sus amantes e hijos ilegítimos miserable. Hera odiaba profundamente a Hércules, a quien trató de matar varias veces. Sin embargo, después de Hércules fue deificado, Hera hizo las paces con él, y se convirtió en su suegra ya que este se casó con su hija, Hebe.

Motín olímpico

Hera, enfurecida por la constante infidelidad de su marido, decidió iniciar el primer (y último) motín contra Zeus. Logró ganarse el apoyo de Poseidón, Apolo y Atenea, y esa misma tarde, los dioses se encondieron se escondieron en el pasillo adyacente a las cámaras reales de Zeus, a la espera de la señal de Hera. Tan pronto como Zeus se hubo quedado dormido, los cuatro rápidamente lo ataron con irrompibles y apretadas cadenas de oro. Incluso encadenado y completamente inmovilizado, Zeus era muy intimidante. Poseidón intentó razonar con su hermano, y le exigió que fuera un mejor gobernante. Pero como Zeus se negó, Hera decidió dejarlo encadenado en su despacho hasta que estuviera de acuerdo. Poco después, los cuatro partieron hacía el Salón del Trono, donde organizaron una reunión democrática, que resultó ser una tarea muy engorrosa.

Las bramidos de Zeus fueron escuchados por Tetis, y después de convencerlo de que sería misericordioso con los dioses que lo encadenaron, Tetis fue a buscar a Briares, su tío centimano, para ayudar a liberarlo. Briares estuvo más que feliz en salvar a Zeus, ya que le debía su libertad por haberlo rescatado del Tártaro. Briares lo liberó, después de lo cual Zeus se tomó su Rayo Maestro, e irrumpió en el Salón del Trono, terminando violentamente la reunión. Zeus se mantuvo fiel a su palabra, y fue misericordioso hacia los cuatro dioses, pero todos fueron castigados, con la excepción de Atenea, quien logró convencer a su padre de que ella no había tenido nada que ver. Poseidón y Apolo fueron despojados temporalmente de su divinidad y poderes divinos, y posteriormente fueron obligados a servir a Laomedonte, rey de Troya. Laomedonte le ordenó a Apolo pastorear sus rebaños, mientras que a Poseidón le ordenó construir nuevos muros alrededor de la ciudad con sus propias manos. Las famosas murallas de Troya llegaron a ser muy duraderas. Varios años más tarde, y después de cumplir su tarea, Poseidón regresó al Olimpo, donde Zeus finalmente le devolvió su divinidad y poderes. Sin embargo, debido a la revuelta de Poseidón, desde ese momento Zeus desconfiaría para siempre de su hermano.

Pero fue Hera quien recibió el castigo más severo de todos: Zeus la encadenó justo encima del aterrador vacío de Caos, y cada día, este la visitaba y la amenaza con hacerla caer al vacío. Hefesto podía oír los lamentos de su madre desde el Olimpo, cosa que le enfureció, pues no podía soportar oír su sufrimiento de un castigo tan severo. Como resultado, él la liberó. Hera, con lágrimas en sus ojos, le abrazó, y se comprometió a no volver a llamarlo feo nunca más. Zeus, sin embargo, se enfureció cuando se entero de lo sucedido. Irrumpió con violencia en las cámaras de Hefesto, y fácilmente lo venció, y lo arrojó desde el Monte Olimpo a la isla de Lemnos (que rompió todos los huesos de su cuerpo). Con el paso del tiempo, las heridas Hefesto fueron sanando, y regresó al Olimpo. Zeus, un poco avergonzado por la forma en que trato a su hijo, y (en un acto poco común) se disculpó con él y le dio la bienvenida con los brazos abiertos.

Castigo a la humanidad

Pandora.jpg

Pandora abriendo la jarra.

Prometeo robó el fuego sagrado de los dioses para darselos a los humanos, lo que enfureció enormemente a Zeus. Zeus encadenó como castigo a Prometeo a una montaña, y envió a un gran águila para que se comiera su hígado. Siendo inmortal, su hígado volvía a crecerle cada noche, y el águila volvía a comérselo cada día. Pero Zeus seguía enojado, y buscaba a alguien a quien castigar. Finalmente decidió castigar a todos los mortales por aceptar el regalo del fuego, pero antes debía idear un plan para que después no lo culparan a él por los problemas. Decidió culpar a la familia de Prometeo, más precisamente a su hermano, Epimeteo. Epimeteo no era muy listo, pero antes de que fuera castigado por Zeus, Prometeo le había advertido a su hermano que no aceptara ningún regalo de los dioses. Zeus envió a Epimeteo un regalo tramposo que cuando lo abriera liberaría a un montón de espíritus malignos que causarían toda clases de problemas a los mortales, pero Epimeteo no aceptaba ningún regalo.

Exasperado, Zeus consultó a los otros dioses por ideas. Afrodita propuso que debía intentar darle algo a lo que ningún hombre podría rechazar, el amor, ya que quizás Epimeteo necesitaba una esposa. Zeus adoro su plan, y bajo la dirección de Afrodita, los dioses crearon a la mujer perfecta. Hefesto moldeó su cuerpo, Atenea la dotó con inteligencia y curiosidad, y así sucesivamente, mientras que Afrodita le dio encanto y belleza para hacerla irrestible. Fue nombrada "Pandora", que vagamente se traduce como "el regalo de todos" o "la que da todo", y fue enviada a Epimeteo. Cuando la vio, Epimeteo se olvidó por completo de la aventencia de su hermano, pensando que era imposible que una bella mujer como ella formara parte de algún truco, y rápiramente se casaron. Los dioses no fueron invitados a la ceremonia, pero Afrodita le envió una jarra a Pandora. Como estaba dirigido a Pandora, Epimeteo no pudo rechazarlo. Afrodita le dijo a Pandora que no la abriera, pero eventualmente Pandora no pudo resistirse a la tentación. Al hacerlo, Pandora liberó a los espíritus del hambre, la sed, la pobreza, el asesinato, la muerte, los celos, y muchas otros. Sólo Elpis, el espíritu de la esperanza quedó en el frasco y no abandonó a la humanidad.

En la saga

Durante la Segunda Guerra Mundial, los hijos semidioses de Zeus y Poseidón lucharon juntos contra los hijos de Hades. Después de que los hijos de Hades (la Alemania nazi, la Italia fascista y el Japón imperial) fueron derrotados, el oráculo profetizó que un mestizo hijo de uno de los tres grandes causaría la caída o la salvación del Olimpo. Esto hizo que los tres dioses hicieran un juramento de no engendrar hijos más semidioses. Debido a que Hades ya tenía dos hijos semidioses (Nico y Bianca di Angelo), Zeus le ordenó llevarlos al Campamento Mestizo. Pero Hades creyó que era una trampa y que en realidad los asesinarían. Así pues, desesperado, Hades intentó convencer a su amante Maria de llevarlos al Inframundo con él, prometiéndole tener su propio palacio, pero ésta consideraba que ese no era un lugar adecuado para criar niños. En el intento de convencerla, Zeus se enfadó con Hades por desobedecer sus órdenes e intentó matarlos. Sólo consiguió acabar con la vida de Maria. Hades, quedó devastado y furioso con Zeus desde ese momento.

En 1988, Zeus se enamoró de la bella actriz de televisión, Beryl Grace, y tuvo una hija con ella, Thalia. Después del nacimiento de Thalia, Zeus las abandonó a ambas, pero regresaría siete años más tarde con su aspecto romano, Júpiter. Dentro del año, nacería Jason, nombrado como el héroe Jasón, con el fin de apaciguar a su esposa Hera. Finalmente, Zeus volvió a abandonar a Beryl, tal como era costumbre para los dioses. Con el tiempo, Hades descubrió la existencia de Thalia, y se enfureció con Zeus por haber roto su juramento. Esta traición, junto con la muerte de Maria, provocó que Hades enviará un ejército de sus monstruos más temibles para matarla. Cuando Thalia y sus amigos, Annabeth, Luke, y Grover, llegaron a las fronteras del Campamento Mestizo, los monstruos los atacaron, y Thalia se sacrificó para salvarlos. Su padre, se apiado de ella y la convirtió en un pino para evitar que su alma fuera al Inframundo. Éste suceso le dio el nombre a la "Colina Mestiza".

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo

El ladrón del rayo

ZeusGN.jpg

Zeus, en la novela gráfica de El ladrón del rayo.

El Rayo Maestro de Zeus ha sido robado, y este culpó del crimen a su hermano Poseidón. Poco después, Poseidón reconoció a Percy Jackson como su hijo, haciendo creer a Zeus que él había sido el medio por el cual Poseidón había robado su Rayo, ya que los dioses tenían prohibido robar los símbolos de poder del otro, mientras que sus hijos no. Indignado, amenazó a Poseidón con una guerra a menos que el Rayo le fuera devuelto para el solsticio de verano. Para pobrar su inocencia y impedir la guerra, Percy, junto con sus amigos Annabeth y Grover parten en una búsqueda para recuperar el Rayo.

Una vez que recuperan el rayo, Percy viaja al Olimpo, donde le relata los acontecimientos de su búsqueda a Zeus y Poseidón, y mediante lo cual los dos dioses llegan a la conclusión de que su padre, el titán Cronos, estaba detrás de todo. Sin embargo, Zeus se negó a hablar de la amenaza planteada por su padre. Rápidamente Zeus se marchó para purificar su Rayo en las aguas de Lemnos para lavarle la mancha humana que había recibido de Luke y de Percy. Zeus también decidió perdonarle la vida a Percy para demostrarle su agradecimiento, pero afirmó que Percy jamás debería volver a volar de nuevo, o él iba a bajarlo del cielo con su Rayo. Sin embargo, Zeus jamás cumplió con su amenaza.

El mar de los monstruos

Se dice que Zeus culpó a Quirón del envenenamiento del Árbol de Thalia, y que este fue despedido y reemplazado por Tántalo. Al final del libro, Zeus se enteró de que el verdadero culpable era, de hecho, Luke, y volvió a contratar a Quirón como director de actividades del campamento. Asimismo, debido al gran poder del Vellocino de Oro, su hija Thalia, volvió a la vida.

La maldición del titán

Tras el rescate de Annabeth y Artemisa por parte de Percy, Grover, Thalia, y Zoë, el trío (Zoe murió durante la misión) se dirigió al Olimpo para el consejo de los dioses. Allí, los dioses debatieron si debían matar o no a Percy y a Thalia, ya que uno de los dos decidiría el destino de Olimpo al cumplir los dieciséis. Sin embargo, Zeus se negó a matar a Thalia, y se mostró abiertamente preocupado cuando Artemisa le ofreció a Thalia unirse a sus cazadoras. Thalia aceptó su oferta, para así no ser el mestizo de la profecia, dejando únicamente a Percy. Los dioses luego votaron sobre el destino de Percy, y a pesar del disgusto hacía él, Zeus votó por no matarlo.

La Batalla del Laberinto

Se menciona que Zeus le permitió a Hera interferir con la búsqueda de Percy, Annabeth, Grover y Tyson en el Laberinto. Sin embargo, cuando este sintió que Hera había estado demasiado tiempo con ellos, le dio una señal para que volviera. Hera también afirmó que Zeus y ella habían tenido algo de terapia de pareja recientemente.

El último héroe del Olimpo

Zeus y los demás dioses abandonaron el Olimpo para pelear contra Tifón (su mayor enemigo), dejando únicamente a sus hijos semidioses y algunos dioses menores para defender sus tronos. Zeus se niega a dejar que cualquiera de los otros dioses vuelva al Olimpo, aunque envia a Hermes a mandar mensajes. Los dioses lucharon con Tifón todos los día, pero aún así Tifón logró llegar a Nueva York. Los dioses estaban cada vez más agotados, pero con la llegada de Poseidón, lograron derrotar a Tifón. Mientras tanto, debido al sacrificio de Luke, Cronos fue derrotado. Los dioses regresaron al Olimpo para encontrar el Salón del Trono en ruinas, pero se las arreglaron para repararlo en poco tiempo. Zeus también hizó que la parte superior del Empire State Building se iluminara de azul para comunicarle a la madre de Percy que su hijo estaba vivo.

Zeus agradeció a los dioses por su valentía, y le dio las gracias a Hades y Poseidón por unirse a la guerra y ayudarlos. También recompensó a los semidioses por su ayuda. A Thalia, le prometió ayudarla a rebastecer las filas de las cazadoras, a Tyson le otorgó la posición como general de los ejércitos del Olimpo, a Annabeth la nombró aquictecta del Olimpo, y a Percy, Zeus le ofreció el regalo más grande, la inmortalidad y la posibilidad de convertise en un dios. Se soprendió cuando Percy rechazó su regalo, y en cambio pidió un deseo diferente. Primero les hizo prometer a todos los dioses que juraran sobre el río Estigia concederle su deseo. Zeus y los demás dioses acordaron conceder la petición de Percy, siempre y cuando esta estuviera dentro de su poder. Luego, Percy les hizo prometer que reconocieran a todos sus hijos semidioses a la edad de trece años, que honraran a todos los dioses menores, y también permitieran que los dioses menores tuvieran cabañas en el Campamento Mestizo. Percy también añadió que el juramento de los Tres Grandes de abstenerse de tener hijos debía disolverse, ya que nunca fue eficaz en primer lugar. Aunque estuvieron un tanto indignados por tan enorme solicitud, Zeus y los dioses aceptaron cumplirla.

Los héroes del Olimpo

El héroe perdido

Se dice que Zeus cerró el Olimpo, y obligó a permanecer a todos los demás dioses allí. También prohibió el contacto entre los dioses y los semidioses, llegando a la conclusión de que la creciente intervención de los dioses en los asuntos de los mortales debía de ser la causa del levantamiento de Gaia y los Gigantes. Algunos de los dioses, como Afrodita y Hefesto, creían que Zeus sólo estaba actuando de esa manera debido a su orgullo herido durante la Segunda Guerra Olímpica. Inclusive Hera admitió que se le dificultaba adivinar las motivaciones de Zeus, pero creía que sus acciones rozaban la paranoia. Junto con Artemisa, los cuatro dioses desobedecieron sus órdenes de permanecer en el Olimpo, y trabajaron a sus espaldas para evitar ser descubiertos. A pesar de sus órdenes, Zeus ayudó indirectamente a Jason, Piper, y Leo varias veces en su búsqueda, sobre todo respondiendo a la oración de su hijo para que le ayudara a derrotar a Encélado.

El hijo de Neptuno

Zeus no aparece, pero en el Campamento Júpiter, Percy entró en su magnífico templo, el Templo de Júpiter, donde al dios se le conoce como "Júpiter Optimus Maximus" (del latín: el mejor y el más grande). Percy ve una enorme estatua de oro del dios sosteniendo el Rayo Maestro, y mencionó que el rayo no se parecía en absoluto a como era en realidad. Más tarde, cuando Percy voló en avión hacía Alaska, y debido a la turbulencia, se preguntó si Zeus estaba jugando con él.

Personalidad

Zeus es un dios muy orgulloso, autoritario y condescendiente, llegando en ocasiones a ser algo narcisista. Exige respeto por parte de los mortales, semidioses, y los demás dioses como el rey del Olimpo. Algunas veces es paranoico, así como también hipócrita, egoísta, vanidoso, y extremadamente celoso cuando se trata de su esposa, Hera. Sin embargo, Zeus es conocido por serle infiel con numerosas mujeres, para gran enojo de Hera, quien usualmente se termina desquitando con sus hijos, y trata de hacerles la vida imposible, como lo hizo con Hércules. A menudo deja que sus aspectos negativos anulen su buen juicio, y sus decisiones no siempre se basan en la justicia, sino más bien en sus caprichos personales y en lo que él cree mejor. Zeus desconfía enormemente de Poseidón, ya que una vez creyó que él había intentado quitarle el trono, cuando en realidad, Poseidón sólo había querido que fuera un mejor gobernante. Zeus también culpa al instante a Poseidón de cualquier cosa, a pesar de no tener pruebas, y si todos los hechos apuntan al sentido contrario. Zeus odia dañar su imagen, y siempre trata echarle la culpa a otro para evitar quedar mal con sigo mismo, como cuando culpó a Apolo y Hera por la segunda Gigantomanarquía, y por los conflictos habidos entre los semidioses griegos y romanos, ignorando el hecho de que Apolo tiene poco control o comprensión de las profecías hechas por el Oráculo, y que los gigantes ya se estaban alzando desde antes.

A pesar de sus numerosos defectos, Zeus tiene un lado algo respetable. Ama a sus hijos, pero no puede demostrarles tanto amor como los otros dioses, ya que al ser el rey tiene que dar el ejemplo. También parece favorecer a su hija Artemisa sobre Apolo, a pesar de que ella le desobedece muchas veces, pero Artemisa mencionó que Zeus nunca ha sido capaz de estar enfadado con ella mucho tiempo, ya que siempre la perdona. A pesar de su naturaleza vengativa, es capaz de sentir compasión por aquellos dioses que han sufrido las mismas injusticias que él. A pesar de su actitud generalmente estricta y seria, en Percy Jackson's Greek Gods, Zeus reveló tener un lado entretenido, (aunque rara vez lo demuestra) divertido, y un sentido del humor bastante bueno, en parte debido a que conoce muchas bromas de sátiros escandalosamente hilarantes.

Apariencia

ZeusGG.jpg

Zeus, en en Percy Jackson's Greek Gods.

Zeus es alto, imponente y muy musculoso. Su largo cabello negro le llega hasta los hombros, y tiene una barba negra y gris. Sus ojos son de color azules mPercy Jackson's Greek Godsuy brillantes, casi eléctricos, un rasgo que también suelen compartir muchos de sus hijos. Se le describe con una cara seria y orgullosa, pero a la vez muy hermosa, que cuando se enfurece se vuelve "tan oscura como una nube de tormenta." Casi siempre viste un traje de color azul oscuro con rayas, y según Percy, el aire a su alrededor huele a ozono. En Percy Jackson's Greek Gods, Zeus es descrito como muy intimidante, incluso cuando estaba completamente inmovilizado y encadenado. En su forma divina, Zeus está rodeado de una "columna masiva de iluminación y fuego."

Habilidades

Como uno de los Tres Grandes, Zeus es un dios extremadamente poderoso, y sus poderes sólo rivalizan con los de sus hermanos, Poseidón y Hades. Al igual que todos los dioses, posee superioridad física e intelectual, aunque en un grado mucho mayor debido a su estatus como uno de los olímpicos más antiguos, así como también siendo uno de los Tres Grandes. Incluso Gaia se refirió a Zeus como "el primero entre los dioses."

  • Fuerza: Zeus posee una destreza física increíble, tanto es así que en Percy Jackson's Greek Gods, se le menciona capaz de lanzar montañas enteras a sus enemigos. También derrotó y encarceló al gigante Tifón por sí solo. En La sangre del Olimpo, Zeus fue capaz de lanzar el Argo II desde Atenas al Campamento Mestizo a velocidades supersónicas.
  • Altura: Zeus puede aumentar de tamaño, tal como se muestra en La sangre del Olimpo, cuando creció a una altura mayor de treinta metros. En Percy Jackson's Greek Gods, Zeus creció aún más alto, casi tanto como Tifón.
  • Aeroquinesis: Como dios del cielo, Zeus tiene el control absoluto sobre el aire, cosa que le permite realizar hazañas tales como:
    • Crear huracanes y tornados tremendamente poderosos a voluntad. En Percy Jackson's Greek Gods, Zeus también aspiro a Metis hacía estómago por la boca con un mini tornado.
    • Zeus puede manipular las corrientes de aire a su alrededor, lo que le permite flotar y volar a una gran velocidad.
    • Zeus también puede manipular a las nubes, tal como se demostró cuando creó una réplica exacta de Hera con una nube.
    • De acuerdo con Hefesto, Zeus también puede controlar las ondas de aire, ya que fue capaz de detectar la radio pirata de Hefesto en El héroe perdido.
  • Atmoquinesis: Como el dios del cielo, Zeus tiene el control absoluto sobre el clima. En Percy Jackson's Greek Gods, Zeus provocó un diluvio a nivel global, causando que enormes torrentes de agua cayeran de los cielos durante nueve días y noches. Como resultado, el mundo entero se inundó (a excepción de las montañas más altas), y la mayor parte de la raza humana fue destruida. Deucalión y Pirra fueron unos de los pocos que sobrevivieron a esta gran calamidad.
  • Hidroquinesis (limitada): Zeus es capaz de controlar el agua, pero solo si esta es del cielo (como la lluvia). En Percy Jackson's Greek Gods, se reveló que Zeus provocó una vez un diluvio global, causando que unos enormes torrentes de agua cayeran de los cielos de todo el mundo durante nueve días y noches, y Poseidón le ayudó elevando el nivel del mar. Como resultado, el mundo entero se inundó (a excepción de las montañas más altas), y la mayor parte de la raza humana fue destruida. Deucalión y Pirra fueron de los pocos que sobrevivieron a esta gran calamidad.
  • Electroquinesis: Siendo el dios del rayo, Zeus tiene el control absoluto sobre la electricidad.
    • Zeus puede generar enormes relámpagos de sus dedos.
    • Puede enviar grandes cantidades de descarga estática a través de los cuerpos de otras personas con contacto.
    • Zeus es completamente inmune a cualquier tipo y cantidad de electricidad.
    • Rayo Maestro: El arma más poderosa de Zeus es el Rayo Maestro.
  • Cloroquinesis (limitado): Zeus fue capaz de hacer crecer campos de flores para ayudar a Hades a secuestrar a Perséfone, cada uno más colorida y hermoso que el anterior. Esto demuestra que, a pesar de su condición como dios del cielo, Zeus también tiene cierto nivel de control sobre la tierra y sus elementos naturales.
  • Conocimiento de plantas: Como se muestra Percy Jackson's Greek Gods, Zeus tiene un amplio conocimiento acerca de las propiedades de las hierbas y plantas, que aprendió de las ninfas que lo criaron. Fue capaz de preparar un emético muy potente, y provocar que Cronos vomitase a sus cinco hermanos.
  • Justicia: Como dios de la justicia y el honor, Zeus mantiene el control sobre las otras deidades, para asegurar el orden global y hacer cumplir la justicia.
  • Quitar/otorgar poderes: Como rey de los dioses, Zeus puede despojar temporalmente los poderes o divinidades de los otros dioses, tal como lo hizo con Poseidón y Apolo (después de haber paticipado en un motín contra él), y afirmó que lo habría hecho de forma permanente con Ares, si éste no hubiera sido su hijo. También hizo lo mismo con Dioniso, al privarle de sus habilidades de alcoquinesis como castigo por haber persiguido a una ninfa que estaba prohibida.
  • Cambiar de forma: Zeus siempre ha tenido talento para cambiar de forma, incluso pudo transformarse en un titán para engañar a su padre y a los otros titanes. Con frecuencia, se transformaba en otras cosas o personas con el fin de seducir a las mujeres. Zeus se ha transformado en un toro (para atraer a Europa), un águila (para atraer a Ganímedes), un cisne (para atraer a Leda), un cuco (para atraer a Hera), una hormiga (para cortejar a Eurymedousa), una serpiente (para atraer a Deméter), en Artemisa (para atraer a Calisto), en Anfitrión (para cortejar a Alcmena) y hasta una lluvia de oro (para atraer a Dánae).
  • Entretenimiento: Zeus posee excelentes habilidades de actuación, canto, baile y bromas, todas de las adquirió de los Curetes que ayudaron a criarlo. Se dijo que el canto de Zeus que era "tan claro como los arroyos en el Monte Ida", y sus bromas de sátiros eran escandalosamente divertidas. Sus habilidades de actor le permitieron ganarse el favor de todos los titanes en el Monte Otris, incluso del mismo Cronos. Más tarde, Zeus también usó nuevamente estas habilidades para cortejar a su bella hermana, Hera.

Atributos

Familia

Hijos inmortales

Pareja

Hijos
Alcmena Hércules (nació semidiós pero fue convertido en un dios)
Deméter Perséfone
Gaia Agdistis, Cibeles
Beryl Grace Thalia Grace (nació semidiosa pero se convirtió en inmortal a unirse a las Cazadoras de Artemisa)
Hera Ares, Hefesto, Hebe, Ilitía
Leto Artemisa y Apolo
Maia Hermes
Metis Atenea
Selene Ersa y Pandia
Semele Dioniso (nació semidiós pero fue convertido en un dios)

Hijos mortales

Pareja Hijos
Dánae Perseo
Sara Ann Delano Franklin Delano Roosevelt
Europa Minos, Radamantis, y Sarpedón
Beryl Grace Thalia Grace (inmortal), Jason Grace
Leda Helena y Pólux
Lamia Herófilo, Demetrio y Alteia
Amelia Otis Earhart Amelia Earhart
Antíope Zetus y Amfión
Egina Éaco
Callisto Arcas

Trivia

  • Su nombre significa "día" en griego antiguo, aunque en Percy Jackson's Greek Gods, también se dice que podría significar "brillante" o "vida".
  • Zeus es el único olímpico que se convirtió en un titán para encubrirse.
  • Según lo revelado en Percy Jackson's Greek Gods, Zeus es un excelente cantante y bailarín. También sabe muchos chistes de sátiros escandalosamente hilarantes.
  • En Roma, se le conoce como "Júpiter Optimus Maximus" (del latín: Júpiter el mejor y el más grande).
  • En El héroe perdido, Clovis afirmó que a Zeus le gustaban los trajes a medida, los reality shows, y un "lugar de comida china en el este de la calle Veintiocho."
  • Los Juegos Olímpicos se iniciaron como una de las fiestas religiosas en la antigua Grecia en honor a Zeus.
  • Zeus rompió el pacto de los Tres Grandes en dos ocasiones.
  • Júpiter, el planeta más grande del sistema solar, es el nombre de la forma romana de Zeus.
  • Zeus es el único de los tres grandes que ha roto el juramento más de una vez.
  • Zeus es el único olímpico que utiliza un arma que no puede ser utilizada por los mortales

Galería

Dioses
Palacio de los Dioses.JPG
Los tres Grandes:
Zeus | Poseidón | Hades
Dioses Olimpicos:
Zeus | Hera | Poseidón | Hades | Deméter | Hestia |
Atenea | Ares | Hefesto | Afrodita | Artemisa | Apolo | Hermes | Dionisio
Dioses Menores:
Hércules | Hebe | Pan | Anfítrite | Circe | Iris | Jano (Traidor) | Morfeo (Traidor) | Hécate (Traidora) | Tritón | Calipso | Perséfone


Ejército Olímpico
Olympo.png
Líderes:
Zeus (Dioses), Poseidón (Fuerzas Marinas), Hades (Inframundo), Quirón (Semidioses y centauros), Percy Jackson y Annabeth Chase (Semidioses), Grover Underwood (Espiritus de la Naturaleza), Dionisio (semidioses y satiros), Artemisa (cazadoras), Thalia (cazadoras)
Dioses:
Zeus | Hera | Poseidon | Hades | Demeter | Hestia
Atenea | Afrodita | Ares | Dionisio | Hermes | Hefesto | Artemisa | Apolo | Perséfone | Pan
Campamento Mestizo:
Percy Jackson | Annabeth Chase | Grover Underwood | Quirón | Silena Beauregard | Charlie Beckendorf | Travis Stoll | Connor Stoll | Katie Gardner | Michael Yew | Clarisse La Rue | Chris Rodriguez | Lee Fletcher | Castor | Pollux | Malcolm | Nico Di Angelo | Señorita O´Leary
Cazadoras, Fuerzas Marinas, etc.:
Thalia | Zoë Belladona | Bianca Di Angelo | Tyson | Briares
Aliados:
Sally Jackson | Paul Blofis | Dédalo | Eurition

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar