FANDOM


The Demigod Files es un libro complementario de la saga Percy Jackson y los dioses del Olimpo. Fue publicado el 10 de febrero del 2009 y contiene tres historias cortas que transcurren desde la perspectiva de Percy Jackson, tituladas: Percy Jackson y la carroza robada, Percy Jackson y el dragón de bronce y Pery Jackson y la espada de Hades, así como también un avance de El último héroe del Olimpo.

Descripción

El libro incluye contenido adicional como entrevistas a algunos campistas, una imagen del maletín de Annabeth, un mapa del Campamento Mestizo, varios crucigramas y otras actividades. Se sitúa entre el cuarto libro La batalla del laberinto y el quinto libro El último héroe del Olimpo. En la portada aparece Contracorriente con el Tridente de Poseidón por detrás.

Historias

Percy Jackson y la carroza robada

Percy Jackson y la carroza robada es el primer cuento de The Demigod Files. Percy estaba tranquilamente en su escuela, cuando oyó ruidos extraños afuera, y cuando se asomó por la ventana, vio a Clarisse, quien estaba siendo atacada por pajaros metálicos que disparaban sus plumas como flechas. Percy se excusó de su clase, y corrió a ayudar a Clarisse, a la vez que pretendía averiguar por qué estaba allí. Cuando lo vio, Clarisse se sorprendio, y obviamente no estaba muy feliz de verlo.

Después derrotar a los pájaros, a regañadientes Clarisse aceptó contarle a Percy por qué no estaba en el Campamento Mestizo. Clarisse le reveló que se suponía que tenía que cuidar La Carroza de Ares, y devolverséla de nuevo a la puesta del sol. Sin embargo, sus hermanos inmortales, Deimos y Fobos (dioses del terror y el miedo, respectivamente) la robaron. Juntos, Percy y Clarisse deberan  buscar el carro antes del atardecer.

Percy Jackson y el dragón de bronce

Charles Beckendorf encontró un dragón de bronce enterrado en el bosque. Charles se desvío del camino durante un juego de Capturar la Bandera, y algunos Myrmekes (hormigas gigantes) desenterraron accidentalmente al dragón y se lo llevaron junto a Beckendorf a su cueva. Percy, junto con Annabeth y Silena, los siguieron y entraron tras ellos. Re-iniciaron al dragón y se las arreglaron para matar a los Myrmekes, pero luego el dragón comenzó a atacarlos a ellos. Beckendorf no tuvo otra opción más que desactivarlo, pero en algún momento posterior se reactivó solo. Beckendorf fue capaz de arreglarlo y controlarlo, siendo él único con este poder.