FANDOM


Soy la diosa de la Niebla. Soy la responsable de mantener el velo que separa el mundo de los dioses del mundo de los mortales. Mis hijos aprenden a usar la Niebla en su provecho, a crear ilusiones o influir en la mente de los mortales. Otros semidioses también pueden hacerlo. Y tú también deberías, Hazel, si quieres ayudar a tus amigos.

–Hécate a Hazel, en La Casa de Hades.

Hécate es la diosa griega de la magia, la hechicería, la brujería, las encrucijadas, el conocimiento trivial, y la nigromancia, aunque originalmente era la diosa de las tierras salvajes, la luna, y los partos. Según lo dicho en La Casa de Hades, Hécate también es la diosa de la Niebla, y es la responsable de mantener el velo que separa el mundo de los dioses del mundo de los mortales. Su contraparte romana es Trivia.

Historia

Primera Guerra Olímpica

Hécate es una titánide, única hija de los titanes Perses y Asteria, de quienes recibió su poder sobre el cielo, la tierra y el mar. Hécate dominaba la niebla mucho antes de que los dioses llegaran al poder y a pesar de ello los apoyó durante la Primera Guerra Olímpica debido a que era consciente de la crueldad de Cronos y esperaba que Zeus fuera un mejor rey. Cuando los titanes fueron derrotados, se le permitió conservar su poder.

Secuestro de Perséfone y Primera Guerra Gigante

Cuando Perséfone fue raptada por Hades, Hécate escuchó sus gritos y se apresuró a ayudar, pero para cuando llegó al lugar Perséfone ya había sido llevada al Inframundo. Hécate más tarde ayudó a su madre Deméter en la búsqueda de su hija y en una noche muy oscura le iluminó el camino con sus antorchas. Como recompensa por su ayuda, Hécate recibió un lugar en el mundo terrenal como asistente de Perséfone, algo por lo que estuvo muy feliz debido a que la oscuridad del Inframundo era un buen lugar para realizar su magia. Durante la Primera Guerra Gigante, Hécate nuevamente se puso del lado de los dioses y luchó contra su archienemigo, el gigante Clitio, creado por Gaia para absorber y vencer toda su magia. Logró derrotar al gigante con el fuego de sus antorchas.

Segunda Guerra Olímpica

Durante la Segunda Guerra Olímpica, Hécate, harta de que los dioses "importantes" no le hicieran caso y que a pesar de todos sus años de servicio leal aún desconfíaran de ella y se negaran a darle un trono en su sala, apoyó a Cronos. Aunque más tarde Hécate reconoció que fue un error e hizo nuevamente las paces con el Olimpo.

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo

El mar de los monstruos

Hécate es brevemente mencionada por la hechicera Circe, quien dice que su madre es la diosa de la magia.

La Batalla del Laberinto

Hécate es mencionada por Dioniso, quien dice que varios dioses menores incluyendo Hécate se habían unido a Cronos. También envió a dos de sus empusas (Kelli y Tammi) para atacar a Percy.

El último héroe del Olimpo

Se menciona que Hécate utilizó su magia para encubrir la ciudad de Nueva York y de esa manera evitar que los mortales entraran o salieran de la ciudad. También envió varios ataques aéreos de magia hacía el Olimpo, aunque estos fueron rápiramente repelidos por Eolo y los demás dioses del viento. Al final del libro, se hace construir una cabaña para Hécate en el Campamento Mestizo, junto con las de muchos otros dioses menores. Su cabaña fue construida con piedras mágicas, y si una de estas caía explotaba y causaba que todo a su alrededor, aproximadamente hasta una milla y media de distancia se convirtiera en árboles.

Los héroes del Olimpo

El héroe perdido

Se menciona que Hécate es la madre de Lou Ellen, la actual capitana de la Cabaña de Hécate.

The Demigod Diaries

El hijo de la Magia

Según su hijo, Alabaster C. Torrington, Hécate se vio obligada a reunirse con los dioses con el fin de evitar que lo mataran, y fue la diosa que más hijos perdió durante la Segunda Guerra Olímpica. Cuando su hija, Lamia, quien se había aliado con Gaia, trató de matar a Alabaster, Hécate la siguió y lo salvó con su magia. También decidió revivir al compañero de Alabaster, el Dr. Howard Claymore, en forma de niebla para que pudiera vigilar a su hijo mientras este estaba en el exilio.

La Casa de Hades

Hécate se encontró con Hazel, y le reveló que ella había sido la responsable de ayudar a su madre, Marie, a invocar a Plutón, aunque inicialmente Marie no creía que tuviera auténticos poderes mágicos, ella vio su potencial. Hécate le ofreció a Hazel su ayuda en elegir uno de los tres caminos que le ofrecía, aunque Hazel se negó a elegir uno de sus caminos, decidida a hacer el suyo. Hécate también le prometió ocultar el progreso de los Siete, pero dijo que Hazel necesitaba aprender a manipular la niebla. En la batalla, luchó al lado de Hazel contra el gigante Clitio, y juntas lo derrotaron.

Personalidad

Su personalidad no se conoce en detalle, pero se sabe que Hécate pasa mucho tiempo en el Inframundo y es amiga cercana de Hades y Perséfone. Estaba harta de que los dioses no le hicieran caso y que a pesar de todos sus años de servicio leal aún desconfíaran de ella y se negaran a darle un trono en su sala, lo que le llevó a apoyar a Cronos durante la Segunda Guerra Olímpica, aunque más tarde reconoció que fue un error e hizo nuevamente las pases con el Olimpo. Aparentemente también le molestaba no ser honrada por los semidioses por haber apoyado a Cronos. Tiene una actitud protectora hacía sus hijos, muchos de los cuales murieron, fueron capturados o quedaron resentidos o dolidos por su experiencia vivida en la guerra.

Apariencia

De acuerdo con la página oficial de Rick Riordan, Hécate generalmente viste ropas oscuras, y sostiene antorchas en ambas manos (supuestamente para ver mejor y atacar con ellas). Siempre está acompañada por su perra, Hécuba, y su zorrillo, Galantis, quienes solían ser sus enemigas antes de que Hécate las transformara en animales. En épocas posteriores, Hécate fue representada como una mujer con tres cabezas o tres formas completamente diferentes; la mañana, tarde y noche.

En The Demigod Diaries, se la describe usando una túnica blanca adornada con diseños de plata, similares a runas o símbolos de alquimia. Su cabello oscuro le llegaba hasta los hombros, y la rodeaba un resplandor verde como si fuera un aura. Su cara era como una estatua griega: pálida, hermosa, y sin edad.

En La Casa de Hades, es descrita como una joven con túnica oscura sin mangas, y cabello dorado recogido en una cola de caballo alta, al estilo de la antigua Grecia. Su vestido era tan sedoso que parecía ondear, como si la tela fuera tinta, y no aparentaba más de veinte años. Sus ojos eran negros, y según Hazel, era preciosa pero pálida como una muerta. Cuando inclinaba la cabeza parecía desdoblarse otra vez en tres personas distintas; brumosas imágenes reflejadas que se confundían entre ellas, como la fotografía de alguien que se mueve demasiado rápido para ser captado. También llevaba antorchas en ambas manos.

Habilidades

  • Mistioquinesis: Como diosa de la magia, Hécate tiene la autoridad divina y el control absoluto sobre la magia.
  • Nigromancia: Siendo la diosa de la nigromancia, Hécate el control absoluto sobre los muertos, aunque no tanto como Hades.
    • Puede suscitar a interminables oleadas de muertos para luchar por ella.
    • Puede destruir a los Guerreros Esqueleto, y silenciar a los muertos con un gesto.
    • Puede tomar físicamente la forma de un fantasma.
  • Control de la Niebla: Al ser la diosa de la niebla, tiene el control absoluto sobre la niebla, y la niebla siempre la rodea cuando está presente.
    • Puede crear ilusiones, y falsos recuerdos.
    • Puede hacer que los monstruos sean invisibles o hacer que los vean como otra cosa.
    • Puede ocultar la ubicación de cosas o personas, y convocar formas de niebla.
  • Profecía: Como diosa de la magia, Hécate puede ver múltiples futuros que podrían suceder, y por tanto, es capaz de predecir profecías.

Familia

Hijos

Pareja Hijos
Helios Circe
Sr. Ellen Lou Ellen
Sr. Torrington Alabaster C. Torrington
Desconocido Lamia
Desconocido Naomi

Trivia

  • A pesar de tener contraparte romana, Hécate dijo que ella siempre era Hécate, aunque podría deberse a que no se veía afectada por ambas partes.
  • Según lo revelado en The Demigod Diaries, Hécate fue la diosa que perdió más hijos en la Segunda Guerra Olímpica.
  • Hécate mencionó que muchos le temían, pero que la magia no era buena ni mala, si no una herramienta dependiente de quien la use.
  • Sus animales sagrados son los hurones, los perros y las ranas.
  • Su principal símbolo son las antorchas.
  • De acuerdo con la mitología romana, su contraparte romana, Trivia, secuestraba a doncellas jóvenes, y luego las transformaba en ninfas.
  • Las empusas parecen temerle, y la llaman "La señora oscura."
  • A pesar de que fue una de los pocos titanes que apoyaron a los dioses en la Primera Guerra Olímpica, reveló que los dioses "importantes" no le hacían caso, y que a pesar de todos sus años de servicio leal aún desconfíaban de ella, y se negaban a darle un trono en su sala. Por esa razón se unió a Cronos en la Segunda Guerra Olímpica.

Galería

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar