FANDOM


Tal valioso empeño. No temas, Percy Jackson. ¡Ven al norte! Tus amigos morirán, sí. Pero yo te conservaré por ahora. Tengo grandes planes para ti.

–Gaia a Percy, en El hijo de Neptuno.

Gaia, también conocida como Gea, es la diosa griega primordial de la Tierra y la antagonista principal de Los héroes del Olimpo. Su actual esposo es el dios primordial Tártaro y su ex-esposo es Urano, dios primordial del cielo. Su contraparte romana es Terra.

Historia

Thebeginning

Gaia y Urano, en Percy Jackson's Greek Gods.

Gaia fue la primera diosa que surgió del Caos en el principio de los tiempos, junto con Érebo, Nix, Tártaro, y Aclis. Según se dice, Gaia dio a luz por sí sola a Urano, quien luego se casaría con ella. Sin embargo, su matrimonio estaba bajo algo de presión debido a que los dioses primordiales, Caos y Tártaro, también se sentían atraidos por Gaia. Aún así, con el tiempo Gaia y Urano comenzaron a tener hijos. Primero vinieron los Titanes, un paquete completo de seis niñas y seis niños de aspecto humano pero eran mucho más altos y poderosos. Después del nacimiento de los titanes, su matrimonio se fue volviendo cada vez más tormentoso. Urano pasaba demasiado tiempo en el cielo y no visitaba a Gaia. Gaia se enfureció y ambos comenzaron a discutir. A medida que los titanes crecían, Urano también les gritaba como el padre terrible que era. Varias veces, Gaia y Urano intentaron arreglar las cosas entre ellos y Gaia pensó que si tenían otro par de hijos quizás los "acercaría" más, aunque resultó ser una mala idea. Gaia dio a luz a trillizos, pero estos eran horribles.

Eran grandes y fuertes como los titanes, aunque robustos y con un solo ojo en lugar de dos; los cíclopes. Gaia quedó encantada con ellos, pero Urano no, y los encadenó con cadenas hechas de la oscuridad del cielo y luego los arrojó al Tártaro. Gaia, desesperada, le rogó que los liberará pero Urano se rehusó a hacerlo e incluso la amenazó con hacerle lo mismo si se atrevía a cuestionarlo. A pesar de lo ocurrido, Gaia decidió darle otra oportunidad, y siguió intentado mejorar su relación con Urano por los niños. Organizó una bonita cena romántica y unos poco meses después Gaia dio a luz a otro par de trillizos, pero estos eran aún peores que los cíclopes. Cada uno tenía cien brazos y cincuenta pequeñitas cabezas incrustadas en sus hombros. Como siempre, Gaia los amo de inmediato y los llamó los centimanos, pero Urano se los quitó de sus brazos y los lanzó al Tártaro sin decir una palabra. Enfurecida, Gaia provocó tantos terremotos que los titanes vinieron a ver que ocurría con su madre. Les explicó que su padre era un tirano y les ordenó que tomaran la poderosa guadaña que había sido forjada por ella y vengaran a sus hermanos derrocando a su arrogante y sádico padre. Sólo su hijo menor, Cronos, fue lo suficientemente valiente para hacerlo. Cronos fue apoyado por HiperiónJápeto, Críos y Ceo, mientras que las mujeres y Océano se negaron a participar.

Cronos le dijo a su madre que invitara a Urano a una "cena", y actuara como si todavía lo amara, para poder atacarlo en su forma humana. Urano, ajeno a la situación, asistió y cuando este sento en un sofá junto a Gaia, los titanes salieron de su escondite y derribaron a su padre, después de lo cual Cronos utilizó la guadaña para cortarlo en mil pedazos. Justo antes de que Cronos lo matara, Urano predijo que un día Cronos sufriría la misma suerte a manos de su propio hijo y lo maldijo. Todos se rieron a carcajadas, excepto Jápeto, que sintió náuseas. Después, Cronos lanzó las piezas restantes de Urano al mar posiblemente como gesto de repugnancia contra su hermano Océano por no ayudar a matarlo. De la sangre de Urano salpicada en las rocas nacieron las Furias, e inmediatamente estas huyeron a la oscuridad del Tártaro. De su sangre salpicada en tierra fértil, nacieron otras criaturas gentiles llamadas ninfas y sátiros. Después de matar a Urano, Gaia proclamó a Cronos señor del universo, y este liberó a los cíclopes y centimanos. Gaia luego tomaría una "siesta".

Rescate de Zeus

Cuando Cronos se casó con su hermana Rea, devoró a los cinco hijos que tuvo que con ella por temor a que la maldición de Urano se hiciera realidad. Mientras estaba embarazada de su sexto hijo, Rea, desconsolada, fue ayudada por su madre Gaia, quien a pesar de que estaba dormida le aconsejó ir a Creta y dejar al niño allí bajo el cuidado de las ninfas. Cuando Rea dio a luz a un niño al que llamó Zeus, Gaia hizó emergir de la tierra una piedra para reemplazar el bebé, así como también a los Curetes, encargados de hacer ruido golpeando sus armas y bailando para que Cronos no oyese los llantos de Zeus.

Ira hacía los dioses

Una guerra se inició entre los titanes y los jóvenes dioses, los cuales emergieron victoriosos gracias a las armas y las fuerzas que le proporcionaron sus aliados. Zeus utilizó la guadaña de Cronos para cortarlo en mil pedazos como hizo con su padre Urano, lanzando sus restos al Tártaro junto a los otros titanes que se pusieron de su lado. Al finalizar la guerra, Gea se sintió enojada con el castigo que le habian dado a los titanes asi que ella creo a los Gigantes para que ellos vengasen a los dioses, y ellos obedecieron y así empezo la Gigantomaquia (La Guerra de Gigantes). Al final los Dioses ganaron y los gigantes fueron asesinados, torturados, y encerrados en el Tártaro. Y esta vez Gea ahora furiosa, creó a Tifón su último hijo, quien cumpliendo las ordenes de su madre atacó el Olimpo y Zeus le hizo frente, asi empezó la Tifonomaquia. Al final, Tifón fue derrotado y Gea no tuvo más elección que aceptar el triunfo de los dioses.

En la saga

Gaia comenzó a despertar una vez más mientras los dioses estaban ocupados luchando entre sí durante la Segunda Guerra Mundial. Aprovechó la oportunidad para intentar resucitar a sus hijos favoritos, los Gigantes. También comenzó a influenciar a Marie Levesque, una amante de Plutón, y le ordenó que fuese a Alaska, una tierra más allá del poder de los dioses. Plutón trató de advertirle que era una trampa, pero Marie no lo quiso escuchar y junto a su hija, Hazel, se marchó. Una vez en Alaska, Gaia tomaba el control sobre el cuerpo de Marie y la llevaba junto a Hazel a una isla ubicada en Resurrection Bay, donde la obligaba a ayudarla a resucitar a su hijo, Alcioneo, convocando los metales preciosos que estaban por debajo de la tierra. El mismo proceso continuó hasta la noche donde se suponía que Alcioneo se alzaría. Hazel siguió a su madre a la isla, pero rápidamente se dio cuenta de que su madre ya no estaba bajo el control de Gaia y se enteró que iba a entregarse como sacrificio para salvarla a ella. Hazel no lo pudo permitir y convocó a todas las riquezas debajo de la tierra, causando una erupción que rompió las paredes de la caverna y finalmente destruyó la isla entera. Hazel y su madre murieron allí en 1942, pero retrasaron la asunción de los gigantes durante algún tiempo. Gaia volvió a dormirse durante casi cuarenta años después de su fallido intento, pero despertó de nuevo en los años 80 y finalmente logró resucitar a Alcioneo.

Con el tiempo, Gaia también tomó consciencia de los individuos que serían parte de la Profecía de los Siete y que tendrían un papel importante en su destrucción. Mientras que Hera trataba de unirlos, Gaia trataba de romper sus espíritus. Cuando Leo Valdez era pequeño, se apareció ante él y horrorizado, trató de usar sus habilidades con el fuego para defenderse a él y a su madre de la diosa, pero perdió el control y comenzó un incendio en el taller mecánico dónde trabajaba su madre, la cual murió en el proceso. Después de aquello, Gaia permaneció en silencio ls mayor parte del tiempo. Sin embargo, después de la Segunda Guerra Olímpica, se las arregló para abrir las Puertas de la Muerte después de capturar a Tánatos, y permitiendo de esa manera a los muertos volver a la tierra para ayudarla en su plan.

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo

La Batalla del Laberinto

Gaia es mencionada por Annabeth cuando Percy lucha contra su hijo, Anteo (también hijo de Poseidón), en una arena dentro del Laberinto. Al principio, Percy era incapaz de hacerle daño debido a que cualquier herida que recibía inmediatamente era cubierta por arena y sanada por el poder de su madre, Gaia. Percy era incapaz de derrotarlo, por lo que le hizo alejarse de la tierra, e incitó a Anteo a que se subiera a algunas cadenas que colgaban del techo detrás de él. Percy lo envolvió en las cadenas y luego lo apuñaló, lo que le causó a su vez que el polvo del suelo fuera incapaz de regenerarlo. Una ninfa de río también la menciona cuando le dice a Percy que el área alrededor de su río, incluyendo los establos de Gerión, una vez fueron parte del océano cuando sólo Gaia y Urano eran los reyes. Esto hace referencia a la Primera Edad del Mundo, antes de que los titanes gobernaran.

Los héroes del Olimpo

El héroe perdido

Se reveló que Gaia se apareció ante Leo cuando tenía ocho años para "romper su espíritu", después de enterarse de que este iba a tener un papel activo en su destrucción. Horrorizado, Leo trató de usar sus habilidades con el fuego para defenderse a él y a su madre de la diosa, pero perdió el control y comenzó un incendio en el taller mecánico dónde trabajaba su madre, la cual murió en el proceso. Gaia también apareció durante la búsqueda de liberar a Hera, y oficialmente se dijo que estaba despertando de su sueño y planeana usar a sus hijos los Gigantes para tratar de derrocar a los dioses. Si Gaia despertaba, literalmente acabaría con la civilización.

El hijo de Neptuno

Gaia apareció como una cara gigante en una montaña durante uno de los sueños de Percy, afirmando que él era la clave para derrotar a los dioses. Poco después, se apareció en otro sueño diciéndole que fuera a Alaska, y también ayudó a Percy a ganar su apuesta contra Fineas de beber la sangre de Gorgona, ya que declaró que su muerte sería más dolorosa que la sangre de Gorgona. Más tarde, envió decenas de Lestrigones Gigantes a la mansión Zhang para matar a Frank, y unos días más tarde intentó capturar a Percy y Hazel cuando cayeron en un muskeg.

La Marca de Atenea

Gaia envió a tres Eidolons para poseer a tres miembros de la tripulación del Argo II (Percy, Jason y Leo), y también habló con Piper en Kansas diciéndole que debía elegir entre Percy y Jason, ya que necesitaba la sangre de un semidiós y una semidiosa para despertar. Piper se negó a elegir, y gracias a su embrujahabla evitó que Percy y Jason se matasen entre ellos. La diosa también ordenó a sus hijos Oto y Efialtes destruir Roma el 1 de julio. Más tarde, apareció nuevamente en un sueño de Percy, esta vez con forma casi humana, diciéndole que él se caería por sí solo, y que planeaba destruir el Campamento Mestizo para demostrar que los semidioses eran impotentes en derrotarla a ella y a los gigantes. De acuerdo con Oto y Efialtes, Gaia eligió a Percy y Annabeth como sacrificios para despertarla, y afirmaron que despertaría en un mes.

Personalidad

Leo: ¿Gaia? ¿No es la madre naturaleza? Se supone que tiene flores en el cabello y pájaros cantando a su alrededor, y ciervos y conejos haciendo la limpieza.
Piper: Leo, esa es Blancanieves.

Leo sobre Gaia, en El héroe perdido.


En muchos sentidos, Gaia es la madre ideal y ama a sus hijos por encima de todo. Hará cualquier cosa para protegerlos, incluso si eso significa tomar medidas extremas. Es debido a esta actitud protectora, que es conocida por ser muy cruel con alguien que les amenace. Curiosamente, eso incluye a los dioses, sus propios nietos. Gaia también es muy manipuladora, y hará lo posible para salirse con la suya.

Apariencia

Debido a que Gaia es, literalmente, la tierra misma, no puede tener una forma física. Sin embargo, Gaia tiende a aparecerse ante las personas con la forma de una mujer con capa negra, así como también un velo hecho de polvo. Detrás del velo hay una cara pálida que parece estar dormida, lo que significa que Gaia aún no está despierta. Leo -cuando era más joven- la confundió con Hera, pero Gaia simplemente le dijo que era un "aire de familia". O otras veces Gaia aparece con la forma de un rostro dormido gigante, ya sea en la hierba, nieve, asfalto, etc.

Durante La Marca de Atenea, y en lugar de usar su típica capa negra, Gaia aparece usando una túnica verde con bordados de oro y blanco, cabello negro como el suelo, y un rostro hermoso, aunque todavía tenía los ojos cerrados. Según Percy, incluso con una sonrisa soñadora en sus labios, Gaia parecía "fría y distante", y también tuvo la sensación de que podría "ver semidioses morir o ciudades quemándose, y esa sonrisa no desaparecía." Según lo revelado en Percy Jackson's Greek Gods, su hijo Cronos heredo su misma sonrisa. Cuando abrió los ojos, estos eran verdes y negros, como la corteza de la tierra. En Percy Jackson's Greek Gods, también se la ve usando un vestido verde, cabello negro y rizado y una sonrisa serena.

Trivia

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.