FANDOM


9aphrodite

Afrodita, quien otorga la bencidión.

La Bendición de Afrodita es una bendición otorgada por la diosa Afrodita a sus hijos semidioses cuando los reclama.

Descripción

Cuando Afrodita reclama a sus hijos, estos comienzan a brillar con un aura de color rosado, y comienzan a verse muy bien. Su cabello y maquillaje se volverá perfecto, y su ropa vieja también será reemplazada con ropa, zapatos y accesorios a la moda. La bendición no se quitá, y no importa cuantas veces el semidiós intente deshacerse de su apariencia perfecta, está volverá automáticamente a su forma original. Sin embargo, la bendición si permite cambiarse de ropa, y dura desde unos días a unas pocas semanas.

No se sabe cómo la bendición afecta a los hijos varones de Afrodita, pero se presume que les da ropa nueva, y un nuevo corte de cabello como las chicas. Tampoco se sabe si los hijos de Venus en el Campamento Júpiter pasan por lo mismo, o si ella los reclama de una manera diferente.

Los héroes del Olimpo

El héroe perdido

Piper McLean

Piper, la única semidiosa conocida que recibió la bendición.

Afrodita reclamó a su hija Piper, y le dio su bendición. Aunque Afrodita la reclamó, la reacción de Piper no fue muy agradecida, e incluso murmuró: "genial, asaltada por mi propia madre", señalando a Jason que le "robó" su chaqueta de snowboard. El cabello de Piper se volvió grueso y largo, y trenzado con cintas de oro sobre un hombro. Se le dio un vestido al estilo griego blanco, con cuello en V, sin mangas, y según Piper era "tan bajo que era totalmente vergonzoso". También le dio delicados brazaletes de oro en sus brazos. Su maquillaje era perfecto, y no importaba lo duro que trataba de quitárselo, este no se iba. Drew le dijo que la bendición por lo general duraba de días a una semana, y que no se molestará en tratar de quitarlo.

Afrodita también le dio a Jason, Leo, el entrenador Hedge y a Piper un cambio de imagen a cada uno en su misión de salvar a Hera. Afrodita le vistió está vez con un vestido turquesa con mallas negras y botas negras. También, por suerte, le devolvió su chaqueta de snowboard.

Semidioses conocidos que recibieron la bendición