Wikia

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo

Annabeth Chase

719páginas en
la wikia
Discusión4
Annabeth Chase
Annabeth
Títulos
Arquitecta del Olimpo
Héroe del Olimpo
Hija de Atenea
Características vitales
Nacimiento

12 de julio de 1992

Género

Femenino

Especie

Mestiza

Familia
Estatus

Viva

Color de pelo

Rubio

Color de ojos

Grises Tormenta

Color de piel

Clara

Estatura

1,76 m

Información cultural y social
Arma(s)

Cuchillo de Annabeth

Afiliación
Hogar
Detrás de las escenas
Apariciones
Actor / Actriz
Percy, explicarte cosas a ti es como hablarle a un jerbo.

–Annabeth a Percy, en La Corona de Ptolomeo.

Annabeth Chase es una de los principales protagonistas de las sagas de Percy Jackson y los Dioses del Olimpo y Los héroes del Olimpo. Es una semidiosa griega hija de Atenea y del mortal Frederick Chase. Es la actual capitana de la Cabaña 6, y arquitecta del Olimpo. Annabeth es una de los mestizos más antiguos en el Campamento Mestizo, pues llegó a la edad de 7 años. Es novia de Percy, y mejor amiga de Grover Underwood. Es interpretada por Alexandra Daddario en las adaptaciones cinematográficas de El ladrón del rayo y El mar de los monstruos

Historia

Antes de su nacimiento

Athena

Atenea, su madre.

El padre de Annabeth, Frederick, conoció a su madre Atenea, diosa de la sabiduría, la estrategia en batalla y la artesanía; mientras estudiaba historia en la Universidad de Harvard. Atenea le ayudó en sus estudios y, en consecuencia, ambos se enamoraron. Poco después, en 1992, como un regalo hacía Frederick, Atenea le envió a Annabeth. Apareció en la puerta de su padre en una cuna de oro llevada desde el Olimpo por Céfiro, el dios del viento del Oeste. Annabeth es considerada como una "hija del cerebro", al igual que todos los otros hijos de Atenea, lo que significa que nació a partir de los pensamientos de la diosa. Sin embargo, su padre le preguntó a Atenea si podía llevarla de vuelta al Olimpo y criarla allí, ya que él no lo consideraba un regalo. Atenea se negó, y le dijo que los héroes debían ser criados por sus padres mortales, y no por sus padres divinos. Al final, su padre no tuvo más remedio que aceptarla y cuidar de ella como pudo, a pesar de que no quería.

Infancia

Los monstruos atacaron. Nosotras discutimos. Los monstruos atacaron. Nosotras discutimos.

–Annabeth hablando sobre su madrastra, en El ladrón del rayo.

Annabeth nació el 12 de julio de 1992. Cuando tenía cinco años, su padre se casó. Él y su esposa tuvieron dos hijos, los gemelos Matthew y Bobby Chase. Debido a que Annabeth era una semidiosa, su familia era constantemente atacada por monstruos, lo que provocaba peleas entre Annabeth y sus padres, ya que consideraban que ella siempre los estaba poniendo en peligro. Cuando era pequeña, solía ser atacada, mordida y cubierta de telarañas por arañas durante la noche, y ella gritaba pidiendo ayuda a su padre, pero su madrastra pensaba que solo estaba fingiendo, porque cada vez que esta entraba en su habitación, las arañas se escondían y las picaduras se desvanecían por la mañana. En consecuencia, Annabeth pensó que su madrastra creía que era un bicho raro, así que cuando tenía 7 años decidió huir de casa, cansada de que su familia no la apreciara, y que su padre nunca la defendiera. Después, luchó contra los monstruos con la guía de su madre, Atenea, durante unos cuantos meses, utilizando únicamente un martillo normal y corriente.

Encuentro con Luke y Thalia

Con solo siete años, Annabeth estaba escondida debajo de una plancha de acero en la Herrería Richmond, en el mismo callejón donde se encontraban los semidioses Luke Castellan, de catorce años; y Thalia Grace, de quince. En su huida, Thalia y Luke escucharon ruidos que provenían de la herrería, cuando entraron, encontraron una plancha de acero que temblaba levemente. Cuando la retiraron, Annabeth corrió hacia Luke con un martillo y casi le golpeó con él, pensando que era un monstruo. Cuando descubrieron que era una semidiosa, Luke la tranquilizó y le ofreció viajar con ellos. Además le entregó su daga (de la cual Annabeth no se deshizo nunca hasta que se le perdió), con la promesa de ser una familia mejor a la que tenían con sus padres. Juntos huyeron a la carrera, luchando contra monstruos y haciendo escondites en lugares de la Costa Este, como el que Percy, Annabeth y Tyson utilizaron en Jamestown, Virginia. Por el camino, se encontraron con Zoë Belladona y las Cazadoras de Artemisa, quienes intentaron reclutar Thalia entre sus filas, pero ella se negó a favor de permanecer con Luke y Annabeth.

Finalmente, se toparon con Grover Underwood, un sátiro, que había sido enviado para escoltar a Thalia al Campamento Mestizo, y que se ofreció a llevar a los otros dos también. Sin embargo, tomaron algunos caminos equivocados durante el trayecto. Uno de ellos fue en una guarida de un Cíclope, y todos fueron capturados, ha excepción de Annabeth. Esta, después de deambular por el lugar, encontró donde el cíclope mantenía a Thalia, Luke y Grover. Estaban los tres colgando sobre una olla. El cíclope intentó atraer a Annabeth imitando la voz de su padre, pero en lugar de seguir a la voz y ser capturada, ella lo apuñaló con fuerza en el pie y desató a Thalia, quien se hizo cargo de todo lo demás.

A pesar de que lograron escapar, se retrasaron el tiempo suficiente para que la manada de monstruos que les perseguían los alcanzaran. No podían correr más rápido que ellos, por lo que Thalia hizo el último sacrificio; dijo que se quedaría atrás para que así Annabeth, Grover y Luke pudieran llegar con seguridad a la Colina Mestiza. No se sabe si ella realmente luchó contra los monstruos o no, pero se cree que así fue, y que por ello fue herida de muerte. Zeus, compadeciéndose de su hija, le salvó la vida convirtiéndola en pino, más tarde llamado Pino de Thalia. Este árbol se convirtió en una barrera para el Campamento contra los monstruos y los mortales, a menos que quien quisiera entrar fuera invitado a entrar desde el interior del Campamento.

Al oír la profecía

Tres años más tarde, cuando Annabeth tenía diez años, oyó la Gran Profecía, lo que ocasionó que empezara a tener pesadillas con ella. Cada vez que un nuevo campista llegaba al Campamento Mestizo, Annabeth se preguntaba si era "El Elegido", porque Quirón le dijo que tendría un papel que desempeñar en la Gran Profecía. Curiosamente, tres años más tarde, en El Mar de los Monstruos, Annabeth dijo que no sabía la profecía completa, pero pudo haber mentido a Percy para protegerlo después de que Quiron se lo pidiera.

Percy Jackson y los Dioses del Olimpo

El ladrón del rayo

Camp2

El Campamento Mestizo, su segundo hogar.

Annabeth aparece por primera vez después de que Percy despertara en la enfermería del Campamento Mestizo, tras su pelea contra el Minotauro de la noche anterior. Ella era la encargada de cuidarle para que se recuperara, pero cuando él despertó, le preguntó rápidamente si sabía algo sobre el solsticio de verano y lo que fue robado. Pero Percy estaba aún confundido y no sabía de que le estaba hablando. Cuando alguien llamó a la puerta, Annabeth llenó rápidamente la boca de Percy con una cucharada llena de pudin y Percy cayó de nuevo dormido. Percy no llegó a conocer su nombre hasta que Grover llevó a Percy a ver al Señor D y Quirón pidió a Annabeth que se asegurase de que su litera en la Cabaña 11 estuviera lista. En vez de comentar lo genial que era lo que había hecho, Annabeth le dijo a Percy que babeaba mientras dormía, antes de irse a la cabaña. Percy luego la volvió a ver delante de la Cabaña 11, y vio que estaba leyendo un libro de arquitectura en griego. Cuando Percy entró en la cabaña, los chicos que había dentro preguntaron si era regular o indeterminado, a la que Annabeth respondió que era indeterminado. Cuando Luke, el capitán de la cabaña; dio la bienvenida a Percy, Annabeth comenzó a ruborizarse, pero lo escondió cuando Percy se dio cuenta. Annabeth arrastró rápidamente a Percy fuera de la cabaña y empezó a enfadarse con él. Se insultó a sí misma por pensar que Percy era la persona a la que ella estaba esperando y le explicó que a cualquier otro semidiós le hubiera encantado tener la oportunidad de luchar contra el Minotauro.

También le explicó cómo los monstruos no mueren nunca realmente, ya que tarde o temprano se terminan reformando en el Tártaro. Cuando le está enseñando las demás cabañas, Percy pregunta por qué no puede simplemente elegir una cabaña, como por ejemplo alguna de las vacías (que son la Cabaña de Hera, la Cabaña de Poseidón, la Cabaña de Artemisa y la Cabaña de Zeus) a lo que ella le respondió que la cabaña se asignaban dependiendo del padre o madre divino que tuviera. Cuando Percy le dice que su padre ha muerto, Annabeth le rebate que no lo está, porque si no él no estaría en el Campamento Mestizo. Cuando Percy intenta negar esto, Annabeth adivina correctamente que Percy había sido expulsado de una gran cantidad de escuelas, que se mudaba muy a menudo, que tiene dislexia, y que lo más probable es que también tuviera TDAH. Antes de que pudiera continuar, Clarisse La Rue le interrumpe y Annabeth la presenta. Cuando esta intenta llevar a Percy al Campamento, este le da el cuerno del Minotauro, pero rápidamente Clarisse lo agarra y lo lleva a los baños. Annabeth miró a través de sus dedos mientras Clarisse casi sumergió su cabeza en el retrete del cuarto de baño, pero Percy logró controlar el agua de los retretes para forzar a Clarisse a salir por la puerta. Annabeth también estaba empapada, pero ella no fue obligada a salir. Luego comentó que quería Percy en su equipo para Capturar la Bandera. Ella entonces le mostró el resto del Campamento antes de irse a entrenar y diciendo que hablaría con Quirón para que Percy fuera a ver al Oráculo, mostrando interés por conseguir su propia búsqueda y tener algún conocimiento de una posible guerra entre los dioses.

Cuando Percy volvió a la Cabaña 11, estuvo un rato hablando con Luke acerca de que la gente estaba diciendo que era material de los Tres Grandes, y que Annabeth estaba diciendo también que era "quien ella estaba esperando". Luke le dice que la causa era que Quirón le enseñó una profecía del Oráculo diciendo que Annabeth no estaría lista para una misión hasta que una cierta persona llegara al Campamento. También mencionó que Annabeth actuaba así con cada campista que llegaba nuevo. Percy la vio más tarde en la cena con el resto de la Cabaña de Atenea. Cuando la cena terminó, las cabañas ya estaban preparadas para el juego de Capturar la Bandera, Annabeth y dos de sus hermanos llegaron con la bandera de Atenea, mientras Clarisse y sus hermanos llegaron con la bandera de Ares. Durante el juego, Annabeth dirigió el equipo azul y utilizó a Percy como cebo para atraer a Clarisse, sabiendo que ella querría vengarse de él. Después de que Percy lograra derrotar a Clarisse, Annabeth se quitó la gorra de invisibilidad para mostrar que había estado allí todo el tiempo. Pero Percy estaba molesto con ella porque lo había utilizado, a lo que ella respondió que había estado a punto de actuar, pero que Percy ya había conseguido arreglárselas él solo. En ese momento, Annabeth se dio cuenta de que la herida en el hombro de Percy se había curado mientras permanecía de pie en el agua, rápidamente intuyó de que Percy era un hijo de Poseidón, pero había asumido que Zeus habría sido quien había roto el juramento. Antes de que pudiera explicárselo a él, un perro del infierno apareció. Annabeth se puso delante del monstruo, pero este saltó sobre ella para atacar a Percy. El perro del infierno fue rápidamente derrotado por Quirón, pero antes había conseguido herir a Percy. Annabeth pidió a Percy que volviera a meterse en el agua, lo que hizo que sanara rápidamente sus heridas. En ese momento, Annabeth señaló el símbolo de Poseidón flotando por encima de la cabeza de Percy.

Más tarde, después de que Percy visitara al Oráculo y recibió una profecía, Quirón le explicó que los dioses estaban al borde de una guerra porque el Rayo Maestro de Zeus había sido robado y estaban culpando a Poseidón de ello. Grover se presentó voluntario para ayudarle en la búsqueda, y Annabeth rápidamente se quitó la gorra dijo que ella también se presentaba voluntaria, así, revelando que había escuchado toda la conversación. Afirmó que Atenea y Poseidón no se llevaban muy bien, pero que ella era la persona más indicada para ayudarle. A la mañana siguiente, Annabeth se preparó para la búsqueda llevando su gorra, su cuchillo, y el Campamento les entregó algunos suministros antes de que viajaran a la ciudad de Nueva York. Antes de partir, Luke le dio a Percy un par de zapatillas aladas y le dio un abrazo de despedida Annabeth, que casi le hizo perder el conocimiento. Después, son llevados a la ciudad por Argos. Cuando tomaron un autobús para Nueva Jersey, en el se encuentran con las Furias. Annabeth usó su gorra para ocultar a Percy de ellas, con la esperanza de que el olor de Percy fuera ocultado por el olor de Grover. Percy se coló por delante de ellos, pero las Furias se fueron a la parte de atrás, y cogieron a Annabeth violentamente preguntándole "donde está". Percy pisó el freno y se enfrentó a las Furias con la ayuda de sus amigos. Los tres lograron escapar y Annabeth se preguntó que era lo que las Furias querían, ya que no parecía que estuvieran preguntando por Percy. Sin embargo, estaban cansados y mientras caminaban, encontraron por el camino el Emporio de Gnomos de Jardín de la Tía Eme. Al entrar, se encontraron con una mujer toda tapada por un velo negro, que decía que la llamaran tía Eme. Esta les ofreció comida, pero mientras Percy y Grover cayeron rápidamente por la bondad de la tía Eme, Annabeth empezó a sospechar, y pronto se dio cuenta de que la anciana era Medusa. Annabeth comenzó a preocuparse, ya que su madre fue quien la convirtió en un monstruo porque ella fue sorprendida besando a Poseidon en uno de sus templos. Cuando Medusa (Tía Eme) quiso echarles una foto a los tres, Annabeth se percató de que Medusa estaba tratando de convertirlos en piedra, por lo que de inmediato alertó a los otros de que miraran hacia otro lado, antes de volverse invisible usando su gorra. Y después, empujó a Grover y Percy hacia abajo. Durante la lucha, Annabeth convenció a Percy de que debía matarla él, ya que según ella tenía la mejor arma y además, Medusa la odiaba a ella por ser hija de Atenea. Después de que Percy matara Medusa, Annabeth se acercó a ella y le cubrió la cabeza con el velo oscuro para que no pudieran mirarla a los ojos. Percy entonces envió la Cabeza de Medusa al Olimpo por la entrega de Hermes.

Mientras que acampaban en el bosque, Percy se dio cuenta de que Grover era el sátiro que trató de llevar al Campamento de forma segura a Annabeth, Thalia, y Luke, pero que al final fracasó. A la mañana siguiente, se despertó Annabeth e hizo el desayuno para el grupo, mientras que Grover encontró a un caniche perdido que podrían devolver para conseguir el dinero de la recompensa, lo que les permitió comprar los billetes del tren de St. Louis, Missouri. Durante el viaje, Percy le explicó el sueño a Annabeth, y esta comenzó a tener ciertas dudas de que Hades fuera el que tenía el Rayo Maestro como todos habían pensado en un principio. Ella también le dijo que no podía hacer tratos con Hades, pero Percy le preguntó qué pasaría si Hades tuviera a su padre. Esto irritó a Annabeth y la hizo explotar, diciendo que dejaría a su padre que se pudriera en el Inframundo, revelando así un poco sobre su pasado en el proceso, diciendo que odiaba a su familia, a pesar de mantener el anillo de su padre. Sin embargo, tan pronto como se vio el Arco Gateway, reveló que ella espera un día convertirse en una arquitecta y que quería construir algo que durara mil años. Una vez en la estación, Annabeth y Grover llevaron a Percy al Arco Gateway y llegaron a la cima, poco antes de la hora del cierre. Mientras, en la parte superior, una mujer grande con un pequeño perro les preguntó acerca de sus padres, a lo que Annabeth le dijo que tenían miedo a las alturas. Poco después, Annabeth bajó por el ascensor con Grover y esperaron a Percy, sin saber el peligro que corría. Poco tiempo después, observaron como Percy caía desde el arco en una explosión y aterrizaba en el río cercano. Annabeth y Grover corrieron hacia él, con Annabeth tratando de parecer enfadada, pero realmente estaba aliviada de que no se hubiera hecho daño. Después, tras conseguir un tren fuera de la ciudad, llegaron a Denver, y Annabeth mostró a Percy cómo hacer un Mensaje Iris. Consiguieron contactar con Luke en lugar de con Quirón, y este les informó de que el Campamento se estaba convirtiendo en un campo de batalla entre cabañas, escogiendo bandos para una guerra próxima. Annabeth intentó recogerse mejor el pelo para tratar de estar más guapa para Luke, sin embargo, la conexión se interrumpió poco después. Más tarde, en un restaurante, Ares apareció ante ellos y les ofreció un viaje al oeste si conseguían algo para él en Waterland. Percy y Annabeth se resistían debido a que el objeto estaba en la atracción del amor y no se sentían muy cómodos por ello. Aún así aceptaron. Una vez que estaban en el interior, una trampa hecha por Hefesto se activó y cientos de arañas metálicas inundaron el lugar, pero Annabeth estaba paralizado por el miedo. Percy lo inundó con el agua de las tuberías y navegaron hacia la salida, pero la puerta estaba cerrada. Annabeth usó el cerebro para averiguar cuándo era el mejor momento para saltar de forma segura (Percy señaló que si hubieran saltado cuando pensó que deberían, habrían sido aplastados contra la puerta). Cuando devolvieron el artículo, Ares les permitió subir a la parte trasera de un camión que transportaba animales, y entregó a Percy una mochila.

Mientras estaban en el camión, descubrieron que estaban contrabandeando animales y ellos hicieron todo lo posible para ayudar a los animales. Annabeth y Grover contaron a Percy la historia completa de cómo llegaron al Campamento y cómo Thalia se sacrificó por ellos. Annabeth también le dijo que ella no culpaba a Grover por lo sucedido y tampoco lo haría Thalia, también le dijo que era el sátiro más valiente que había conocido. Después, Grover se quedó dormido, y Annabeth habló de las cuentas de su collar y finalmente se abrió sobre su difícil relación con su padre, que explicaba el anillo en el collar. Cuando Percy le preguntó si estaría del lado de su madre si ella fuera a la guerra contra Poseidón como lo hicieron durante la guerra de Troya, Annabeth le dijo que ella lucharía en su bando, porque eran amigos. A la mañana siguiente, cuando Maurice (uno de los conductores de camiones) fue a alimentar a los animales, Annabeth se puso su gorra y comenzó a golpear en el exterior, distrayendo al conductor el tiempo suficiente para que Percy y Grover pudieran liberar a los animales. Cuando llegaron a Las Vegas, pasado un poco de tiempo, llegaron al Hotel Casino Loto, donde les dieron tarjetas llave y donde deciden pasar la noche y jugar algunos juegos mientras estaban allí. Annabeth se puso a jugar a un juego de arquitectura y no quería separarse de él, incluso después de que Percy le dijera que era una trampa. Ella no se movió hasta que este pronunció la palabra "araña", y ella volvió en si. Entre los dos, lograron sacar a Grover también y se dieron cuenta de que habían pasado varios días. Después tomaron un taxi rumbo a los Ángeles, y pagaron con una de las tarjetas, que tenía dinero infinito. Una vez que llegaron a Los Ángeles, Annabeth, Percy y Grover fueron perseguidos, hasta que llegaron al Palacio de las camas de agua de Crusty, donde Annabeth y Grover fueron atrapados rápidamente por un monstruo llamado Procusto, en las camas en las que se habían tumbado. Mientras Annabeth pedía a Percy que le ayudara, este se vio obligado a ser más astuto que el monstruo y finalmente lo atrapó en una de sus propias camas, liberando a Annabeth y a Grover en el proceso. Percy entonces agarró la dirección de la libreta de direcciones de Procusto los tres se dirigieron a los Estudios de grabación, que eran la entrada al Inframundo.

Una vez llegando al Inframundo, no pudieron encontrar ninguna otra una manera de llegar al Hades que no fuera pasar por debajo de Cerbero. Annabeth sacó una pelota de goma y comenzó a jugar a la pelota con él alegando que ella estaba utilizando el entrenamiento para un Doberman Pinscher. Ella jugó el tiempo suficiente para que Percy y Grover pudieran pasar por dibajo y luego los siguió diciendo a Cerbero que jugaría con él de nuevo algún día y él gimió cuando ella se fue. Después de pasar el gran perro, las zapatillas de Grover comenzaron a actuar y empezaron a tirar de él hacia el Tártaro, la parte más profunda del Inframundo. Annabeth saltó rápidamente a la acción junto con Percy, y consiguieron atraparlo. Annabeth sugirió que debían desatarle los zapatos, pero Grover logró salvarse cuando sus pies falsos se le cayeron y los zapatos volaron hacia el hoyo. Annabeth, sugirió a los dos que debían volver a ponerse en camino tan pronto como fuera posible.

Cuando llegaron al Palacio de Hades, Annabeth fue respetuosa con él, y le informó de una guerra que se acercaba entre los dioses, pero Percy le pidió rápidamente que le entregara el Rayo Maestro. Hades estalló en ira cuando se lo dijo, alegando que Percy no sólo tomó el Rayo Maestro, sino que también le había robado su Yelmo de Oscuridad. Annabeth hizo todo lo posible para averiguar lo que todo esto significaba, pero no pudo ver las conexiones. Cuando el Rayo Mestro apareció en la mochila de Percy, Annabeth se puso aún más confusa. Percy sacó tres perlas que su padre le había dado para escapar del Inframundo, y Annabeth se ofreció a quedarse por lo que Sally podría ir. Finalmente, Grover, Annabeth y Percy regresaron, dejando a la madre de Percy atrás. Una vez de vuelta en la superficie, Annabeth se disculpó por dejar a Sally atrás. Sin embargo, Ares pronto apareció y reveló que él fue el que escondió el Rayo en la mochila, y el que ocasionó que los dioses quisieran la guerra. Percy desafió a Ares a una pelea, ignorando las protestas de Annabeth. Sin embargo, ella le dio su collar para que le diera buena suerte. Annabeth observaba la batalla con Grover y les advirtió cuando los policías llegaron, pero Ares hizo un muro de fuego que apareció frente a ellos. Cuando Percy consiguió que Ares se retirara, Annabeth advirtió a Percy que no mirara la forma divina de Ares. Después de tomar el Yelmo de oscuridad de Hades y dárselo a las Furias, Annabeth y Percy se hicieron una idea de lo que había en el pozo.

Los tres volaron de regreso a Nueva York y Percy envió a Annabeth y Grover a que volvieran al Campamento Mestizo para decirle a Quirón lo que había sucedido. También, porque si los dioses no creían la historia de Percy, Quirón podría mantenerlos fuera de peligro. Después de que el Rayo Maestro fuera devuelto al monte Olimpo y todo parecía ir bien, Percy regresó al Campamento y se celebró una búsqueda exitosa con Annabeth y Grover alrededor de la fogata. Incluso crearon un picnic como despedida de Grover, que iba a ir en la búsqueda del dios Pan, Annabeth le dio incluso un abrazo de despedida. Sin embargo, Percy fue envenenado por Luke y este reveló que era un agente de Cronos. Percy se despertó a la mañana siguiente en la Casa Grande con Annabeth cuidando de él una vez más, lo que reflejaba la primera llegada de Percy al Campamento. Explicó lo que había pasado con Luke, causando que Annabeth entrara en shock y luego se enojara con él, maldiciendo su nombre. Annabeth luego pasó su tiempo ayudando a Percy a recuperarse y admitió que ella pasaría un año con su padre, ya que ella había enviado una carta a él poco después de llegar al Campamento. Percy y Annabeth luego se dijeron adiós, llamandose el uno al otra "Sabionda" y "Sesos de alga" respectivamente.

El mar de los Monstruos

Annabeth regresó una vez más para ayudar a Percy salvar el Campamento Mestizo, aunque Percy no sabía aún nada sobre lo que estaba pasando en el Campamento. Percy estaba seguro de que aquella mañana había visto una sombra en su ventana, que resultó ser Annabeth, aunque cuando se dio cuenta de que le había descubierto se puso su gorra de invisibilidad. Annabeth llegó a la nueva escuela de Percy para decirle lo que estaba sucediendo en el Campamento, pero siempre con su gorra para que nadie la viera. También se enteró de que Percy llevaba una foto de ella, y que eso había provocado que algunos de los otros chicos se metieran con él. Cuando estaban en clase de educación física en el gimnasio, un grupo de Gigantes Lestrigones atacaron a Percy, pero este junto con Tyson lucharon contra ellos y Annabeth apuñaló al último de ellos en la espalda, lo que hizo que estuviera al descubierto. A continuación, tomó a Percy y a Tyson (a este último de mala gana) y los llevó con ella al Campamento usando el Taxi de las Hermanas Grises. Después de un viaje rápido y arriesgado en el cual las ancianas le dijeron a Percy una serie de números, que según ellas tendrían importancia en un futuro; para que este les devolviera su único ojo, consiguieron llegar al Campamento. Cuando llegaron, descubrieron que había unos Toros de Cólquidia atacando a los campistas liderados por Clarisse, pero lo más extraño no era eso, lo que era más inusual era que los toros podían traspasar la barrera. Fueron a ayudarles, pero Tyson no podía pasar, así que Annabeth le dio permiso para que pudiera entrar. Una vez dentro consiguieron destruir a los toros (más gracias a Tyson, quien no se quemaba y era tremendamente fuerte, porque era un Cíclope). En ese momento, Clarisse se puso a regañar a Percy porque según ella lo tenía todo controlado y él lo había estropeado todo. Este estaba todavía confundido y le preguntó que que había pasado, Clarisse le señaló el Árbol de Thalia. Y entonces Percy se dio cuenta de que había sido envenenado. Más tarde, descubrió que culpaban a Quirón (por ser hijo de Cronos), por lo que iba a ser despedido. Annabeth corrió a abrazarlo y derramó algunas lágrimas cuando se fue. Pero antes, le prometió que permanecería con Percy y lo mantendría a salvo.

Unos días después, Annabeth y Percy decidieron trabajar juntos para hacer un carro (como sus padres) para la próxima Carrera de Carros, que habían sido reintegradas en el Campamento por el nuevo director de actividades, Tántalo. Pero debido al miedo de Annabeth por Tyson, tuvo con Percy una pelea y decidieron hacer cada uno su propio carro. Sin embargo, cuando se estaba realizando la carrera, sufrieron un ataque por parte de algunos Pájaros del Estínfalo, y Percy y Annabeth se subieron en un mismo carro para ir a por los altavoces de Quirón, para poner música a todo volumen y así ahuyentar a los pájaros. Mas cuando los echaron fuera del Campamento, Tántalo los castigó porque según el no habían hecho más que molestar. Cuando estaban cumpliendo el castigo (fregar los platos de la comida), Percy le explicó a Annabeth (quien ya decidió perdonarlo) el sueño que había tenido. Ella se da cuenta de que Grover había encontrado el Vellocino de Oro. Esa misma noche, delante de todo el mundo le pidió a Tántalo que les diera permiso para una misión en busca del Vellocino. Este aceptó, pero le dio la búsqueda a Clarisse. Sin embargo, esa noche, Tyson, Percy y Annabeth se colaron a bordo de un barco que pasaba cerca del Campamento (con la ayuda de Hermes y Poseidón), para buscar el Vellocino por su cuenta.

El barco al que llegaron era el Princesa Andrómeda. Un barco lleno de monstruos y con Luke a bordo. Este los descubrió y los atrapó, pero consiguieron escapar usando un bote y el Termo de los Vientos que les había entregado Hermes. Annabeth les llevó a un antiguo escondite utilizado por ella, Luke y Thalia de cuando huían de los monstruos. Allí, enviaron a Tyson a buscar comida. Annabeth le dijo a Percy que ella odiaba a los cíclopes, iba a decir algo más, pero Tyson regresó con unos donuts. Extrañados de que hubiera una tienda de donuts cerca, Percy y Annabeth salieron del escondite para investigar. Cuando salieron, descubrieron que había una tienda fuera llamada "Donuts Monstruo". También descubrieron que estaba la Hidra, de la cual sin querer llamaron su atención. Después de luchar contra la hidra con poco atino, Clarisse llegó y destruyó a la Hidra con su acorazado. Tras matarla, los llevó con ella en su barco, el CSS Birmingham, con rumbo al Mar de los Monstruos. Después de entrar en el mar, Percy y Annabeth se separaron de los demás cuando estalló el acorazado de Clarisse, y llegaron al C.C.'s Spa y Resort. Allí se separaron, Annabeth fue a hacerse un cambio de imagen completo, y Percy fue engañado por Circe y convertido en un conejillo de indias. Cuando Annabeth volvió, preguntó que donde estaba Percy, pero poco tiempo después lo dedujo. Además engañó a Circe y utilizó las Vitaminas de Hermes para devolverles la forma humana a todas las cobayas y también los hizo inmunes a la magia por un corto tiempo (debido a las Multivitaminas). Los dos consiguieron escapar utilizando el barco de Barbanegra.

Cuando ya estaban lejos, Annabeth expresó su deseo de escuchar el canto de las sirenas. Afirmó que al escuchar la canción, el oyente se daría cuenta de sus deseos más profundos. Sin embargo, su canto es tan encantador que quien lo escucha trataría de llegar a ellas a toda costa. Percy se resistió a permitírselo, pero al final se comprometió a atarla al mástil con el fin de que dejara de tratar de llegar a las sirenas. También se comprometió a meterse cera en los oídos con el fin de mantener la cabeza fría y no escuchar el canto. En cuanto pasaron cerca de la isla, Annabeth pidió a Percy que la liberara, pero Percy ignoró sus súplicas y le dio la espalda. Sin embargo, fue un terrible error, ya que cuando un rato después se dio la vuelta para comprobar que estaba bien, vio que ella se había liberado con su cuchillo, ya que se le había olvidado desarmarla. Percy nadó tras ella y consiguió darle alcance. Tan pronto como él le tocó, observó la visión que ella debía estar viendo; un Manhattan rediseñado por sí misma, su madre y su padre juntos, y también Luke. Percy logró sacarla de su ensimismamiento, y la llevó de nuevo a la nave. Cuando la isla de las sirenas no fue más que una bruma lejana, Annabeth confesó a Percy su Defecto Fatídico - la arrogancia o el orgullo mortal. Pasaron también cerca de una isla con una de las fraguas de Hefesto, y Annabeth finalmente le dijo a Percy por qué no le gustaban los Cíclopes, y le contó sus aventuras con Thalia, Luke y Grover en su viaje al Campamento Mestizo.

Finalmente, llegaron a la Isla de Polifemo, donde Grover y Clarisse estaban cautivos. También descubren que Polifemo quería casarse con Grover (a quien había confundido con una hembra de cíclope), pero por culpa de Clarisse se da cuenta, por lo que decide casarse con ella. Acto seguido, metió a ambos en su cueva. Annabeth ideó un plan y le pidió a Percy que entrara debajo de una de las ovejas de Polifemo, para así ayudar a Clarisse y Grover a salir. Con el fin de crear una distracción, Annabeth se puso su gorra de los Yankees y le dijo al cíclope que era "Nadie", lo que le hizo enojar hasta tal extremo que rompió una de las rocas y se detuvo mirando alrededor, buscando de donde procedía la voz de ella. Sin embargó, después de un rato, consiguió darle. Pero se liberó cuando Percy dijo a Polifemo que el era el verdadero "Nadie", ya que Annabeth era una niña. Junto con Clarisse y Grover, Percy intentó derrotar al monstruo, y se las arregló para hacerlo. Después de eso, el cíclope cayó por el acantilado y los chicos recuperaron el Vellocino con la ayuda de Tyson, que seguía vivo. Todos ellos finalmente consiguieron navegar fuera del Mar de los Monstruos con la ayuda de algunos hipocampos, ya que el barco fue destruido por Polifemo.

Cuando llegaron a tierra firme, Annabeth y Percy dieron a Clarisse suficiente dinero para un billete de avión de vuelta al Campamento. Después de que ella se fuera, fueron atacados por Luke, quien exigía que le entregaran el Vellocino, pero cuando se dio cuenta de que no lo tenían, Annabeth se vio obligada a ver a Luke y Percy luchar entre sí. Percy se las arregló para engañar a Luke para que revelara que fue él quien envenenó árbol de Thalia enviando un Mensaje Iris para el Campamento Mestizo detrás de Luke y conseguió que admitiera lo que hizo, demostrando que Quirón era inocente. Quirón y el grupo de los centauros fiesteros aparecieron de pronto en su rescate y los llevaron de vuelta al Campamento. En el Campamento, Annabeth y Percy no fueron alagados ni le dieron las gracias por salvar el Campamento, ya que habían incumplido una norma; pero tampoco fueron castigados, porque habían salvado el Campamento. Además, Tántalo fue despedido, aunque las Carreras de Carros no cesaron. En la última, Percy y Annabeth se unieron y consiguieron ganar gracias a que Tyson le había entregado a Percy un reloj-escudo que les ayudó mucho. Después de su victoria, Annabeth besó a Percy en la mejilla, y este se quedó un poco confuso, además de sonrojarse. Después, mientras Annabeth estaba haciendo la patrulla en el Campamento, la magia del Vellocino funcionó demasiado bien, haciendo que el árbol de Thalia 'devolviera' el espíritu de Thalia, causando que esta volviera a la vida (aunque nunca había estado realmente muerta).

La maldición del Titán

Después de que Thalia Grace hubiese sido despertada por el Vellocino de Oro, Percy, Annabeth y Thalia, reciben la llamada de Grover, pues había encontrado otros mestizos. Ellos acuden al internado pero un la Mantícora los estaba esperando y logra secuestrar a Annabeth.

Annabeth es enviada al Monte Othrys donde es encarcelada y obligada a sostener el cielo junto con Artemisa. Al final es rescatada.

La Batalla del Laberinto

Percy y Annabeth, caen al Laberinto durante el juego de Capturar la Bandera. Al final son encontrados, y las preocupaciones empiezan, pues se confirma que el Campamento Mestizo y el Laberinto están conectados de manera que cualquiera puede penetrar las defensas magicas del campamento bajo tierra.

Annabeth es elegida para dirigir la Expedición por el Laberinto, para encontrar al desaparecido Dédalo y evitar que se una al Ejercito del Titán y destruya el Campamento Mestizo. En el Laberinto se enfrentan a varias criaturas como la Esfinge, y Annabeth esta emocionada por responder sus acertijos, pero resultan ser, preguntas de Geografía, ciencias,etc. por lo que se siente insultada por el Monstruo.

Tambien llegan al Rancho Triple G donde Annaebeth es secuestrada por Gerión, pero es salvada por Percy. Después, siguen por el Laberinto hasta llegar a una de las forjas de Hefesto que les pide ayuda, investigando quie se habia metido a su antigua forja donde los Telekhines forjaban el arma de Cronos.

Es entonces, cuando se separan Percy y Annabeth y se besan por primera vez. Annabeth regresa con Hefesto y posteriormente al Campamento Mestizo, donde dan a Percy Jackson por muerto. Pero días después Percy regresa y continuan la busqueda, esta vez, guiados por Rachel Elizabeth Dare.

Durante esta etapa de la Busqueda encuentran a Pan y ven su muerte, tambien llegan al taller de Dédalo, donde descubren que Quintus es profesor de esgrima del Campamento Mestizo era Dédalo y entonces, son descubiertos y tienen que huir.

Mientras corren llegan al Monte Othrys donde ven a Cronos regenerarse huyen al Campamento Mestizo donde ocurre una feroz batalla entre el Ejercito del Titán y el Campamento. Al Final, el Laberinto es destruido, el Campamento salvado, y Dédalo se sacrifica, pero antes dándole valiosos regalos a Annabeth.

El último héroe del Olimpo

Ella es llamada por Percy, cuando este sale del inframundo, le dice a Annabeth, que reúna a los Campistas posibles y se dirija al Central Park, pues Cronos se dirigía hacia allá. Ella lleva a todos los semidioses, excepto a los hijos de Ares, pues Clarisse se rehusó a ir. Una vez, en Manhattan, subieron al Olimpo, y vieron todo desierto, pues los dioses se habían marchado a la batalla contra Tifón, asi que decidieron detener el al Ejercito del Titán todo el tiempo posible. Dividiéndose entre cabañas zonas para defender. A Annabeth, le toco ir con Percy a los rios, para encargarse de los Telekhines y otros barcos que se dirigían hacia la isla.

Después, Annabeth es llamada por Michael Yew, que pedía refuersos en el Puente Williamsburg. Al llegar, se encuentran con una gran orda de Monstruos, Percy los ataca y los hace retroceder pero Percy es atacado por un semidios enemigo por la espalda, y Annabeth se interpine entre ambos para salvar a Percy. Por fortuna logra sobrevivir, y se queda con los hijos de Atenea para encargarse de la estrategia en la Batalla. Al final, ella sube con Percy, Grover y Thalia al Olimpo, para seguir a Cronos. Pero en el palacio de los dioses, ella hace entrar en razon a Luke, que se sacrifica y salva el Olimpo. Ella y Percy se besan, y todo termina bien. Como premio, los dioses, la anunciaron Arquitecta Oficial del Olimpo.

Los Héroes del Olimpo

The Demigod Diaries

El Diario de Luke Castellan

Luke y Thalia se encontraron con Annabeth cuando solo tenía siete años, justo después de la fuga de estos de la casa de Halcyon Green. Luke detectó su presencia en la Herrería Richmond, y él y Thalia le llevaron con ellos después de darle una daga de Bronce Celestial y prometer que él no la dejaría atrás, al igual que sus familias habían hecho con ellos. Años más tarde, al final de El último héroe del Olimpo, Annabeth le recordó a Luke esta promesa.

El héroe perdido

Ella está desesperada desde la desaparición de Percy y una noche, recibe un mensaje de Hera que le pedía que buscara al semidios de un zapato. Ella accede y junto con Butch va a buscar a aquel semidiós, pero solo se encuentra con Leo, Piper y Jason, por lo que se siente decepcionada.

Después cuando, ellos van a buscar a Hera, Annabeth decide emprender la búsqueda de Percy.

El hijo de Neptuno

Annabeth es lo único que Percy recuerda de su pasado. Antes de irse a liberar a Tánatos, Percy sueña con Annabeth, donde ella le dice que se quede donde esta porque Tyson y la señorita O'Leary están cerca. Percy También recuerda que Annabeth le dio un beso cada vez que hizo algo estúpido, luego se menciona que ella debe haberle besado mucho donde se da a entender que el hacia muchas cosas estúpidas.

Después de completar la búsqueda, Hera  aparece Percy en su sueño. Ella le dice que Annabeth causará problemas en el futuro. Cuando Percy la defiende, Hera dice "Vamos a ver", y le dice a Percy que ella tendrá una dura tarea por delante cuando llegue a Roma y que ella puede no esta a la altura.

A la mañana siguiente, Percy llega a la reunión del Senado para discutir la llegada del Argo II. A medida que va al encuentro de la nave, él dice que sabe que Annabeth está a bordo y ese podría ser el mejor día de su vida, si todo va bien.

La Marca de Atenea

Annabeth iba en el Argo II, cuando llegaban de visita al Campamento Jupiter con Jason, Piper, Leo y el entrenador Hedge. Ella se sentía preocupada de que Percy hubiera desaparecido durante 8 meses y deseaba verlo de una vez por todas. Pero también estaba preocupada por el encuentro que tuvo con su madre Atenea, que actuaba extraña porque el conflicto con su personalidad romana Minerva (diosa de las artes): distraída, violenta, enojada y obsesionada con una idea "si tan solo pudiera volver a casa". Ella discute con su madre intentando averiguar que le pasa y ésta insiste en una misión de los hijos atenienses de recuperar la Atenea Partenos (estatua de Atenea con Niké robada por los romanos) y le da una moneda dorada con el símbolo de un búho diciendo "Sigue la Marca de Atenea, véngame". Cuando ve a Percy como nuevo pretor del campamento, no pudo resistirse y salto del barco volador, corrió a abrazarlo, besarlo...aplicarle una llave de judo y besarlo otra vez. Juntos iban dar un paseo por Nueva Roma, pero Reyna los interrumpió pues quería hablar a solas con ella. Annabeth aseguró que venían a hacer la paz entre griegos y romanos, pero son interrumpidas cuando el barco dispara contra el campamento y son forzados a retirarse.

Mientras viajan en el Argo II, ella despierta a Percy en la noche para llevarlo a una zona retirada del barco y estar juntos a solas después de estar separados tanto tiempo. Annabeth le habla de lo mucho que lo extraño y también de lo que le había pasado con su madre. Él la consuela diciendo que la sigue queriendo aún cuando haya pasado tiempo en otro campamento y que siente al Campamento Mestizo como su hogar; pero que había visto a semidioses estudiando, viviendo felices y teniendo familias y que le gustaría volver allá con Annabeth (que romántico... "lastima que acaban de quemar ese sueño"). Ellos se abrazan, se besan y se quedan dormidos. Entonces llegan al Puerto de Charleston, donde ella, Piper y Hazel se encontraron con Afrodita que las felicita por su vida amorosa. Pero son alcanzadas por guerreros romanos y Annabeth tuvo que separarse. A lo lejos vio un símbolo de un búho (animal sagrado de Atenea) y allí encontró un mapa que la guiará a la estatua en Roma.

Llegando a Roma, ella y Percy tienen una cita rápida antes de irse a sus misiones. Mientras ella observaba la arquitectura de una de las ciudades más hermosas del mundo, y Percy pedía una pizza, se prometieron que tendrían éxito para volver a estar juntos de nuevo. Pero cuando los dioses del río Tiber llegan para llevar a Annabeth a la entrada de unas ruinas, se separan y empiezan las pruebas de los hijos de Atenea: bordado, sabiduría, astucia, conocimiento; y lidiar con su aracnofobia, luchando con la mismísima Aracne. Pero ella la engaña diciendo que tejiera una "trampa china para dedos gigante" (cortesía de Frank Zang), Aracne se enfurece y termina rompiendo el suelo, abriendo un agujero que va directo al Tártaro. Cuando llegan sus amigos a rescatarla y llevarse la estatua gigante, Annabeth se cae y Percy logra sostenerla hasta que él también cae dentro. Apenas sosteniéndose de una roca, Percy se reusa a soltarla y hace prometer a Nico que guíe al resto a la Casa de Hades. Entonces Annabeth y Percy caen juntos hacia el Tártaro.

Magnus Chase y los Dioses de Asgard

La Espada de Verano

Annabeth y su padre, Frederick Chase, fueron a buscar al primo de esta, Magnus Chase a Boston, después de haber sido avisados por su tío Randolph Chase de que Magnus llevaba perdido dos años.

Personalidad

Se veía de la misma forma cuando se enfrentó a la Esfinge, como si ella no fuera a aceptar una respuesta fácil, incluso si se metía en problemas serios.

Percy sobre Annabeth, en La Batalla del Laberinto.

Annabeth ama la arquitectura, y pasa su tiempo libre diseñando edificios, y visitando monumentos nacionales. Su defecto fatídico es su arrogancia, también conocido como orgullo excesivo, pues piensa que puede hacer cualquier cosa y hacerlo bien, incluso mejor que los dioses. Annabeth puede llegar a ser muy cariñosa pero también extremadamente posesiva con las personas que ama, tal como demuestra su ansiedad por temor a perder a Percy ante otras chicas, como Rachel o Calipso. Annabeth parece ser muy dura y crítica con las personas que no conoce, pero después de ganar su aprobación ella es muy leal hacía ellos. Es fuerte de mente, y terca, y increíblemente valiente y atrevida. Annabeth muestra muchos signos de intrepidez, valentía y determinación además de ser analítica, estratégica, y además es muy sabia.

Defecto Fatídico

Su defecto fatídico es el orgullo desmedido. Piensa que puede hacer las cosas mejor que todos los demás, incluso mejor que los dioses, como reunir a su familia, salvar a Luke, y construir un mundo nuevo mejor, a su gusto (como se ve en El Mar de los Monstruos, cuando oyó la música de las sirenas). Annabeth también dice que muchos de los hijos de Atenea comparten ese defecto.

Miedos

Al igual que todos los hijos de Atenea, Annabeth tiene aracnofobia (miedo a las arañas). Se congela cuando ve una araña o algo parecida a una, como cuando vio una araña de metal en la forja de Hefesto. Este miedo es causado por la mala historia de Atenea con Aracne, la madre de las arañas. En la antigüedad, Aracne, una chica mortal que era bien conocida por sus habilidades de tejer, desafió a Atenea para ver quién podía hacer el mejor tapiz. Atenea, llena de odio por la audacia de la joven, aceptó el reto, y ambas tejieron un tapiz. El tapiz de Atenea representaba a los dioses castigando a los mortales por su orgullo, mientras que el tapiz de Aracne ridiculizaba a los dioses. Ambas obras eran iguales en belleza, pero Atenea no pudo soportar el insulto hacía los dioses, y destruyó el tapiz de Aracne, y la transformó en una araña. Desde entonces, los hijos de Atenea tienen paranoia con cada araña que ven. De acuerdo con Annabeth, las arañas son agresivas hacía los hijos de Atenea, y cualquier araña dentro del radio de un kilómetro y medio de distancia es capaz de encontrarla.

Annabeth también tiene miedo a los Cíclopes, debido a un suceso de su infancia cuando Luke, Thalia, Grover, y ella fueron atrapados por uno cuando trataban de llegar al Campamento Mestizo. Grover los condujo a una mansión abandonada y luego el Cíclope los separó, atrapándolos con la voz de un ser querido para atraerlos. El cíclope imitó la voz de Luke y Thalia con el fin de atraparla, e incluso se las arreglaron para copiar de alguna manera la voz de su padre, a pesar de que él no estaba allí. Annabeth cree que el cíclope tomó de alguna manera el sonido de la voz de su padre de su mente. Según ella todavía tiene pesadillas con dicho acontecimiento.

Habilidades y Herramientas

  • TDAH: Como todos los semidioses, Annabeth posee innatos reflejos de batalla.
  • Dislexia: Su cerebro está hecho para leer griego antiguo en lugar de las lenguas modernas.
  • Habilidades de batalla: Es muy hábil con las armas y en el combate cuerpo a cuerpo (debido a que fue entrenada durante su estancia en el Campamento Mestizo). Pelea mejor con un cuchillo que le dio Luke cuando tenía siete años, y ha demostrado una gran habilidad, suficiente como para defenderse de un luchador experto del calibre de Ethan Nakamura. Está lo suficientemente capacitada para luchar incluso contra la Guadaña de Cronos por un tiempo. También es hábil con la espada y con el arco, así como con su cuchillo.

  • Habilidades de estrategia y batalla: Debido a que su madre es la diosa de la sabiduría y la estrategia de batalla, Annabeth es una guerrera muy hábil en la batalla y además es una estratega muy hábil.
    • Ella es una maestra estratega (como su madre, Atenea). Muestra sus habilidades estratégicas en El último héroe del Olimpo, donde Atenea y ella estaban creando planes y estrategias de batalla. Percy reconoce que ella es la mejor estratega que conoce y Annabeth ha demostrado continuamente que puede formular estrategias de antes y a mediados de batalla eficaces.
    • Es una combatiente muy capacitada en el mano a mano y además es hábil con la espada, el cuchillo y el arco.
    • A diferencia de la mayoría de los semidioses que usan armas de gama media, Annabeth parece luchar mejor con un cuchillo y luego con una espada (a pesar de que su antigua arma era más pequeña).
  • Artesanía: Ella es también experta en artes (como el tejido, como se muestra en La Marca de Atenea). Aunque tejiera por primera vez, las manos de Annabeth manos se movían con "una velocidad de vértigo", incluso cuando dejó de pensar en la tarea y siguió haciéndola.

Annabeth s knife

Su daga, tal como se muestra en The Ultimate Guide.

  • Una gorra de béisbol de los Yankees mágica, que hace que cualquiera se haga invisible cuando se la ponga, que se la dio como regalo su madre, en su duodécimo cumpleaños. En La Marca de Atenea, después de la lucha de Annabeth con Minerva se dice que perdió su magia.
  • Un cuchillo de bronce celestial que ella utilizaba como arma. Este cuchillo fue entregado a Annabeth por Luke. Se maldijo después, cuando Luke traicionó a Annabeth y Percy. Se perdió en la final de La Marca de Atenea, cuando Annabeth cayó al Tártaro con Percy.
  • Un collar de cuentas con las cuentas de arcilla de todos los años en el Campamento Mestizo. También tiene en el collar el anillo de su padre de cuando fue a la universidad, así como un colgante de coral que Percy le regaló cuando empezaron a salir.
  • SPF 50.000, protector solar de Medea, con coco tropical perfumado.
  • Un bolso impermeable de lona amarilla de Hermes.
  • Una araña autómata que la había ayudado a ella, Percy, Grover y Tyson a encontrar a Hefesto (le daba bastante miedo a causa de su aracnofobia, no se sabe qué pasó con la araña después del libro La Batalla del Laberinto).
  • Un par de Alas de Dédalo que cogió después de la pelea en el Taller de Dédalo en el Laberinto. Fueron dañadas y se tuvieron que deshacer de ellas, para evitar que los mortales las vieran.
  • Un portátil con notas y diseños de Dédalo, entregados a ella por Dédalo, al final de la Batalla del Laberinto, antes de morir. Se perdió en la final de La Marca de Atenea.
  • Un escudo de vídeo utilizado durante El último héroe del Olimpo, hecho por Charles Beckendorf, un hijo de Hefesto, y diseñado por Dédalo. Se perdió en The Demigod Diaries.
  • Una moneda, conocida como "La Marca de Atenea" con los símbolos de Atenea en él y entregada a los semidioses hijos de Atenea con un gran potencial y seleccionados por ella. La entregaba para que los seleccionados buscaran a la Atenea Partenos, una estatua de Atenea de 12 metros de altura que fue robada por los romanos.
  • Una espada de hueso de Drakon que ella utiliza como arma después de que perdiera su cuchillo. Se la entregó el titán Damasen.

Apariencia

Annabeth tiene el cabello rubio de color miel algo rizado, y ojos de un intenso color gris. Siempre tiene una mirada distraída, como si estuviera pensando en un millón de cosas a la vez. Annabeth se parece a una típica chica de California, sólo que con un bronceado natural. Percy la describe como linda y bella. Otros personajes también han dicho cosas similares sobre ella, como Afrodita que había dicho que se había "convertido en toda una bella dama".

Relaciones

Intereses amorosos

Perseus Jackson

Percy.

La creciente relación entre Percy y Annabeth, juega un papel importante en el la saga, así como también en la relación entre Annabeth, Percy, y Luke. Su madre, Atenea, al principio no estaba de acuerdo con su relación con Percy, ya que varias veces estuvo a punto de morir por su culpa, pero al final, se da cuenta de que Percy era un buen chico, y que podía dejar que Annabeth sea solo su 'amiga'.

Annabeth descubrió que en realidad estaba enamorada de Percy, y Percy de ella, al final se besaron, pero los campistas les arrojaron al agua, y allí formaron una burbuja. "Fue sin duda el mejor beso submarino de todos los tiempos." A través de los libros Annabeth y Percy se vuelven aún más unidos, lentamente se dan cuenta que no vale la pena seguir viviendo sin que el otro lo acompañe. Al enfrentarse a Tártaro, básicamente el equivalente al infierno, dependen de cada uno para sobrevivir.

20101026085559!Luke Castellan

Luke.

Annabeth y Luke siempre fueron grandes amigos. Desde que se conocieron, Annabeth sintió una gran conexión con Luke, la cual aún existía después de que este los traicionara, y ella seguía creyendo en su amistad. Se dice que desde que la encontró estuvo enamorado de ella.

Hay muchas pistas a lo largo de los libros que apuntan a que Annabeth también estaba enamorada de Luke, por ejemplo, cuando Luke la abrazó en El ladrón del rayo, Percy dijo que parecía que se iba a desmayar de la emoción. En La Casa de Hades, se revela que desde la muerte de Luke, Annabeth ha tenido que lidiar con el terrible pensamiento de que ella podría haberlo salvado de morir, y que la sangre de Luke estaba en sus manos. Cuando el río Acheron le muestra imágenes de sus amigos muriendo, lo más doloroso para ella fue ver a Luke sacrificándose, y su sangre en su daga.

Amigos

Grover Underwood

Grover Underwood es uno de los mejores amigos de Annabeth,se conocieron cuando él la ayudó a llegar al Campamento Mestizo cuando ella era sólo una niña. Ellos siguieron siendo amigos durante toda su relación, y lucharon juntos a menudo. Grover en general mostró su preocupación por ella también. En el final de El último héroe del Olimpo cuando Percy está luchando contra Luke, se ve como Grover sujeta a Annabeth para protegerla.

Thalia1111

Thalia es la mejor amiga de Annabeth, la conoció por primera vez cuando tenía siete años y había huido de casa. Después de que Thalia se sacrificara, para salvarla a ella, Luke y Grover; su respeto hacia Thalia creció. El padre de Thalia, Zeus, la transformó en un pino para salvarla de la muerte después de que ella se sacrificara. Thalia volvió a la vida gracias a los poderes mágicos del Vellocino de Oro y Annabeth restablecido su estrecha amistad, por ejemplo, asistir a la misma escuela juntos en La Maldición del Titán.

Al principio, a Annabeth no le agrada Tyson por ser un Cíclope, pero después de la Búsqueda del Vellocino, Annabeth se da cuenta de que no todos los Cíclopes son malignos, y logran hacerse amigos.

Etimología

Annabeth es una variante del nombre hebreo, Anna, cuyo nombre significa "Dios me ha favorecido", esto podría verse reflejado en que Atenea, su madre, favorece mucho a su hija, al verla como el orgullo y la alegría de sus hijos. Su nombre también puede ser una parte del nombre de Atenea. La segunda sílaba de su nombre, Beth, es una forma abreviada común de otro nombre hebreo, Elizabeth, que significa "mi Dios es juramento" o tal vez "mi Dios es la abundancia". Beth también puede ser un apodo para Bethany, un nombre femenino utilizado por primera vez como el nombre de una ciudad en la Biblia cristiana, que se cree que significa "casa de las figuras".

Cuando Rick Riordan eligió el nombre de Annabeth, lo hizo a partir de Atalanta, una gran heroína griega que se decía que tenía el pelo rubio y ojos feroces.

Chase era un antiguo apellido Inglés que usaban los hombres que eran cazadores. En dicho Inglés, la palabra "Chase" significaba "Caza".

Trivia

  • En Percy Jackson y el Ladrón del Rayo Annabeth tiene el cabello castaño mientras que en los libros es rubia, lo cual fue corregido en Percy Jackson y el Mar de los Monstruos.
  • Como todos los hijos de Atenea, Annabeth sufre aracnofobia.
  • Annabeth tiene una gorra que le hace invisible pero en ningun largometraje la hemos visto con ella.
  • A diferencia de la mayoría de los semidioses, Annabeth pelea mejor con un cuchillo que con una espada.
  • Annabeth es extremadamente susceptible con la gente que toca sus cosas. Percy mencionó en tono de broma que ella reservaba su cuchillo para dos usos: monstruos, y las personas que tocan sus cosas.
  • Annabeth es una de las pocas personas en el campamento que en secreto llevan un teléfono celular.

Galería

Ejército Olímpico
Olympo
Líderes:
Zeus (Dioses), Poseidón (Fuerzas Marinas), Hades (Inframundo), Quirón (Semidioses y centauros), Percy Jackson y Annabeth Chase (Semidioses), Grover Underwood (Espiritus de la Naturaleza), Dionisio (semidioses y satiros), Artemisa (cazadoras), Thalia (cazadoras)
Dioses:
Zeus | Hera | Poseidon | Hades | Demeter | Hestia
Atenea | Afrodita | Ares | Dionisio | Hermes | Hefesto | Artemisa | Apolo | Perséfone | Pan
Campamento Mestizo:
Percy Jackson | Annabeth Chase | Grover Underwood | Quirón | Silena Beauregard | Charlie Beckendorf | Travis Stoll | Connor Stoll | Katie Gardner | Michael Yew | Clarisse La Rue | Chris Rodriguez | Lee Fletcher | Castor | Pollux | Malcolm | Nico Di Angelo | Señorita O´Leary
Cazadoras, Fuerzas Marinas, etc.:
Thalia | Zoë Belladona | Bianca Di Angelo | Tyson | Briares
Aliados:
Sally Jackson | Paul Blofis | Dédalo | Eurition

Spotlights de otras wikias
Solicita el tuyo aquí

Wikia aleatoria